Warner Bros. accede pagar extra a equipo de programa de Sheen

LOS ANGELES ( AP). Warner Bros. Television accedió el lunes a pagarle al equipo de filmación del programa "Two and a Half Men" (Dos hombres y medio) por la mitad de ocho episodios de la favorita comedia de televisión que fuera cancelada por sus productores disgustados por el comportamiento del astro Charlie Sheen fuera de los estudios.

El atribulado astro calificó el acuerdo como un "principio" en su ofensiva contra los productores del programa.

" Con toda claridad mis esfuerzos están dando resultados", destacó Sheen en una entrevista telefónica con The Associated Press. " No descansaré hasta conseguir que les paguen los ocho", agregó.

Warner Bros. suspendió la semana pasada los episodios restantes de la temporada de su programa, alegando sobre el comportamiento público de Sheen y las declaraciones negativas que hizo sobre el productor ejecutivo Chuck Lorre.

El extrovertido actor dominó la atención de los medios el lunes al hacer amenazas de presentar una demanda judicial, en dos interesantes entrevistas en programas matutinos y en declaraciones sin editar en un sitio de internet.

Al llegar el mediodía, su representante de muchos años había renunciado.

El astro de Hollywood ofreció sendas entrevistas en "Good Morning America", de la cadena ABC, y en "Today", de NBC, que lo tuvieron en su primera media hora.

El entrevistador de NBC Jeff Rossen pareció sorprendido cuando Sheen dijo que quería que se le pagasen tres millones de dólares por episodio para regresar al programa. Según reportes, Sheen recibe actualmente 1,8 millones de dólares por episodio, lo que le hace uno de los actores mejor pagados en la televisión.

" ¿Quieres un aumento?", preguntó Rosen.

" Sí, mira por lo que me han hecho pasar", respondió Shen.

Las presentaciones televisivas de Sheen eclipsaron los comentarios de los medios de comunicación sobre la celebración de los Oscar el domingo. Sheen se vanaglorió sobre sus continuas fiestas, dijo que sus jefes le odian y destacó que ya no consume drogas.

En el programa de la cadena ABC, Sheen dijo a la periodista Andrea Canning que planea demandar a sus jefes.

" ¿Usted no lo haría?", dijo. " Tengo a toda una familia que apoyar y amar. Otras personas cuentan con eso. Estoy aquí para cobrar. Van a perder. Van a perder en una corte, así que les recomendaría que lleguen a un acuerdo fuera de la corte".

Aunque Sheen dijo en una entrevista con la radio la semana pasada que sería imposible realizar una novena temporada de "Two and a Half Men" con los creadores de la serie a cargo, el actor dijo el lunes que está dispuesto a trabajar otra temporada.

Destacó que CBS le debe disculpas.

" Públicamente, mientras me besan los pies", dijo.

El portavoz de Warner Bros., Paul McGuire, confirmó la oferta de pagos al equipo de filmación pero negó que la guerra de palabras de Sheen contra el estudio y los productores de la serie hubieran motivado la decisión. Es "falso" destacó McGuire sobre la afirmación de Sheen que él tuvo que ver en la oferta de pago.

El actor, quien fue hospitalizado tres veces en tres meses, explicó que ahora está aburrido de la cocaína. Pero añadió que a las personas que se iban de fiesta con él las " expuso a la magia" y que le encantaba consumir drogas.

Sin embargo, algo que a los aficionados les parece divertido es un asunto serio para Hollywood. Existe una gran posibilidad de que el programa "Two and a Half Men" no vuelva a aparecer en la pantalla chica, lo que dejaría al equipo de filmación sin trabajo y el costo sería de decenas de millones para los productores de Warner Bros. Television.

El representante de Sheen, Stan Rosenfield, renunció poco después de la entrevista de Sheen con TMZ.

En la entrevista, Sheen insinuó que Rosenfield había mentido a los medios al decir que había sido hospitalizado por una reacción alérgica después de destruir un cuarto del Hotel Plaza de Nueva York.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada