Telemetro Telemetro Logo

Boda real: una cobertura a la altura del hecho mediático de 2011

LONDRES (AFP). No se requiere invitación para seguir en primera fila la boda del príncipe Guillermo con Kate Middleton: miles de periodistas cubrirán con lujo de detalles lo que ha sido bautizado como el acontecimiento mediático del año.

Unos 2.000 millones de televidentes deberían seguir el 29 de abril la ceremonia y el posterior recorrido en carroza por Londres, según estimaciones del gobierno británico.

Una cifra imposible de comprobar de inmediato pero que debería superar sin ninguna duda los 750 millones de personas que vieron por televisión la boda de los padres de Guillermo, el príncipe Carlos y la entonces sólo Lady Diana Spencer hace 30 años.

"Es el principal acontecimiento mediático del año, porque es un acontecimiento feliz. Todo lo que hemos tenido hasta ahora este año es una tragedia después de otra, con guerras y terremotos", estimó Max Clifford, reputado especialista británico en relaciones públicas.

El director de la Asociación de la Prensa Extranjera en Londres, Christopher Wyld, dijo no haber visto nunca nada así. "Hay mucho más interés que por cualquier otro acontecimiento pasado, incluida la crisis financiera", aseguró a la AFP.

El entusiasmo es particularmente manifiesto en Estados Unidos y en los países de la Commonwealth (mancomunidad británica), pero también en China, México y Brasil.

En Alemania, la boda será difundida en directo en 16 cines. También será seguida en tiempo real en Pakistán, donde los periódicos dedican amplios espacios diarios a los preparativos, así como en Malaisia y en Filipinas.

La cadena de televisión estadounidense de información continua CNN enviará 50 personas al Reino Unido, entre ellos los presentadores estrella Anderson Cooper y Piers Morgan.

Hay mucho dinero en juego. La ceremonia en la abadía de Westminster, que será filmada por la BBC, se vende por minutos, como de costumbre. "Nunca hemos pagado tan caro por un minuto" de imágenes, señala sin embargo un periodista de televisión.

Los mejores lugares para fotografiar el primer beso de los recién casados en el balcón del palacio de Buckingham se pagan a 900 libras (unos 1,000 euros, 1,400 dólares).

La BBC desplegará al menos 550 personas el día señalado, movilizando 100 cámaras en la abadía de Westminster y a lo largo de la procesión para alimentar una cobertura en directo para decenas de países.

Unos 140 camiones de transmisión deberían estar estacionados en Green Park, cerca del palacio de Buckingham, para abastecer a los 48 estudios de televisión construidos para la ocasión.

Al mismo tiempo, las páginas de internet se movilizarán tanto como para un Mundial de fútbol o unos Juegos Olímpicos, con innumerables vídeos, diaporamas y juegos. La boda es "una prioridad" para el portal Yahoo!, afirmó su corresponsal real, Martin Rogers.

El desfase horario -la ceremonia religiosa comenzará a las 10H00 GMT, es decir las 06H00 de la mañana local en Nueva York y las 15H00 en Islamabad, no parece haber enfriado el ardor de los medios.

Christopher Wyld atribuyó el entusiasmo al enorme interés por la difunta princesa Diana, fallecida en un accidente de tráfico en 1997, y en consecuencia por su hijo mayor. "Era probablemente la mayor estrella, y Guillermo es super famoso".

Esta boda "es una telenovela fabulosas, en el sentido en que es el mejor argumento posible, el mejor vestuario, los mejores decorados", resumió. "¡Es insuperable!".