Telemetro Telemetro Logo

Paul Mealor y otros compositores se lucirán en boda real

LONDRES (AP). Paul Mealor se aproxima a un momento decisivo en su carrera: la pieza musical que compuso para la boda real repicará el viernes en el cielo raso abovedado de la abadía de Westminster para deleitar los oídos de cientos de millones de personas en todo el mundo.

Su composición "Ubi caritas" _"Dondequiera se encuentren la caridad y el amor está Dios"_ será entonada por los coros de Westminster y la Capilla Real de Su Majestad inmediatamente después del sermón.

"La ceremonia será, sin duda, el momento más emotivo y apasionante de mi vida", afirmó Mealor. Planea observar la ceremonia en su hogar junto a su madre.

El programa para la boda del príncipe Guillermo con Kate Middleton catapulta a Mealor junto a algunos de los grandes nombres de la música británica: Charles Hubert Hastings Parry, William Walton, Benjamin Britten, Edward Elgar, Ralph Vaughan Williams, Peter Maxwell Davies _actual Maestro de Música de la Reina_ y John Rutter.

Buena parte de la música refleja los gustos del padre de Guillermo, el príncipe Carlos, quien al parecer colaboró con Middleton en la selección.

"Pasaron mucho tiempo escuchando la música juntos en i-Pod", dijo un vocero real, que habló con la condición del anonimato.

Parte del programa musical figuró en la boda de Carlos con Diana Spencer en 1981, incluso "Yo estaba alegre", de Parry, que se cantará al entrar la novia en la abadía, y la marcha "Corona imperial" de Walton, compuesta para coronación del rey Jorge VI, que tocará la Orquesta de Cámara de Londres a la salida de la pareja.

"Adiós a Stromness", de Maxwell Davies, fue una de las piezas escogidas para la segunda boda de Carlos en el 2005. Es una de las selecciones del viernes antes de la boda.

Mealor, de 35 años, nació en Gales, y "Ubi caritas" se estrenó en octubre en la Universidad St. Andrews en Escocia, donde se conocieron los novios.

Un día después de su difusión mundial, la pieza estará disponible para cargar en Decca Records.

A Rutter, cuyas composiciones son favoritas de los coros británicos, la abadía de Westminster le encargó una nueva composición con versos de varios salmos, empezando por un verso del Salmo 118 que dice: "Este es el día creado por el Señor: en él nos regocijaremos y alegraremos".

Middleton "dijo que le agradaría encargar alguna música nueva y la conmovió este salmo, de modo que la abadía decidió encargar esta pieza", dijo un vocero del Palacio de St. James.

Parry compuso "Yo estaba alegre", el himno que toma un pasaje del Salmo 122, para la coronación del rey Eduardo VII en 1902, y se ha entonado en toda coronación desde entonces.

Los otros himnos reales incluyen "El amor divino excede todo otro amor" y "Guíame, oh, gran redentor", que fue también el himno postrero en el funeral de la princesa Diana en la abadía de Westminster en 1997.