Telemetro Telemetro Logo

Cinco horas para crear una reproducción del vestido de Kate

LONDRES (AFP). Apenas cinco horas después de la llegada de Kate a la abadía de Westminster para casarse el viernes con el príncipe Guillermo, una empresa familiar de Londres fundada por una española estaba dando los últimos toques a una copia de su vestido.

El traje de la casa Alexander McQueen que llevaba la flamante duquesa de Cambridge fue una de los grandes éxitos de la boda real y será copiado e imitado en todo el mundo, pero a todos sorprendió la rapidez con la que se pusieron a trabajar.

"En cuanto se la vio en el coche empezamos a indentificar qué tipo de encaje era y a tratar de buscar una copia lo más parecida posible", explicó Raúl Echeverría, que dirige Alterations Boutique, fundada en 1983 por su madre, María Blázquez.

Cuando Kate Middleton se apeó de su Rolls Royce ante la abadía unos minutos después, mostrando la totalidad de su vestido de seda satén y encaje de colores blanco y marfil, el equipo puso el acelerador.

"Miramos las imágenes en televisión y en cuanto identificamos qué tipo de tela necesitábamos, fuimos a nuestros proveedores para tratar de encontrar la tela adecuada", declaró Echeverría a la AFP.

Pidieron 10 metros de forro, otros 10 de tul para el velo, 10 más para el relleno de la falda, 15 metros de satén y cuatro de encaje, por un precio de unas 1,000 libras (1,700 dólares, 1,300 euros).

"En ese mismo momento, nuestros diseñadores estaban haciendo los patrones del vestido y lo montamos. Necesitamos unas cinco horas para terminarlo", declaró el joven de 34 años.

El vestido fue encargado por el diario The Times, que lo entregará al ganador de un concurso.

"De todas maneras íbamos a hacerlo hoy, pero ellos querían ser los primeros en tenerlo", explicó por su parte María Blázquez, una bilbaína afincada desde hace 38 años en Londres.

"No era por el dinero, agregó su hijo, era por la habilidad y para demostrar que todo se puede hacer. Fue un reto fantástico".

Tras la publicación del artículo, la tienda ha estado ocupada esta mañana respondiendo a las llamadas interesándose por que les hagan una copia el vestido, cuyo precio variaría en función de los materiales utilizados.

Pero esta es sólo una de las empresas que se ha puesto manos a la obra, pues las primeras imitaciones del traje de novia de Catalina llegarán a las tiendas esta misma semana, como ocurrió con el vestido de color azul de la brasileña Daniella Helayel que lució cuando se anunció oficialmente su compromiso en noviembre.