No hay "Bestia" que se resista al trabajo de los voluntarios detrás de las Patronas