Abejas obreras toman por asalto Wall Street

NUEVA YORK ( AP). Esta vez fue la volatilidad _pero no de las acciones_ la que causó estragos en la Bolsa de Nueva York.

Aproximadamente 15,000 abejas se instalaron esta semana en el lujoso restaurante Cipriani de Wall Street, cubriendo una elegante puerta de entrada y obligando a la policía a acordonar la zona.

" Había unas 15.000 chicas de amarillo que querían entrar a tomar un refrescante Bellini en un día soleado y cálido", dijo en tono de broma en gerente general del restaurante Eric Bonnetain, al referirse a las abejas.

Al mediodía del lunes, con el mercado cerrado por el feriado del Día de Recordación de los Caídos en combates y mientras una enorme cantidad de turistas visitaba Wall Street, Bonnetain estaba afuera cuando repentinamente vio " a miles de abejas volando por todos lados".

Los transeúntes se detuvieron sorprendidos y algunos corrieron para alejarse del lugar, aterrorizados.

Poco después, las abejas obreras terminaron por instalarse en el Cipriani.

" Ellas podían picarte, pero se mantuvieron muy tranquilas porque seguían a su abeja reina, que intentaba entrar", agregó Bonnetain. La abeja reina había desaparecido en una fisura del portal cerrado.

Entonces el gerente general del restaurante llamó a la policía, quien envió al agente Anthony Planakis, el experto en abejas. Ataviado con un traje especial y guantes, Planakis usó una aspiradora para succionar las abejas y enviarlas al interior de un contenedor.

Aun cuando estas abejas no contaron con mucho éxito en Nueva York, tendrán una segunda oportunidad en el campo, o mejor dicho, en una granja de abejas en Connecticut.

Los enjambres de abejas han aparecido en diferentes sectores de la ciudad de Nueva York durante años, en la primavera boreal, cuando normalmente buscan un hogar luego que surge una nueva abeja reina y el panal existente queda sobrepoblado.

Fue la tercera vez en un año en la que un enjambre de abejas toma por asalto a Manhattan.

En una tarde de sábado en mayo en Union Square, una de las zonas comerciales más activas de la ciudad, un letrero en un ventanal advertía: " Cerrado por infestación de abejas". La parte norte del estado de Nueva York se convirtió en su destino fuera de la ciudad.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes