Acusada de causar quemaduras a su hija en centro de bronceado

Nueva York ( EFE). Una mujer de Nueva Jersey obsesionada con el bronceado ha sido acusada por poner en peligro la vida de su hija de seis años a quien supuestamente causó quemaduras en un centro especializado, aunque asegura que es una madre "estupenda" y niega haber obligado a la menor a entrar en la cabina del solárium.

Patricia Krentcil, de 44 años, reconoce que lleva bronceándose " toda la vida" porque le "encanta", pero negó haber sometido a su hija de 6 años a sesiones de bronceado, ya que se define como una madre "estupenda" que "nunca" permitiría "una cosa así", según declaró hoy en una entrevista al canal de televisión CBS.

La mujer, que muestra en su rostro los excesos de su exposición a los rayos ultravioletas, fue detenida la semana pasada después de una denuncia presentada por la enfermera del colegio donde estudia la niña, quien alertó a las autoridades de unas quemaduras que sufría la menor en diferentes partes del cuerpo.

" Ella me acompaña al solárium, pero no al interior de la cabina" de bronceado, aseguró Krentcil, quien añadió que las personas que le acusan le "tienen envidia" porque son "gordos y feos", según declaró al portal de internet TMZ, que asegura que la mujer visita centros de bronceado veinte veces al mes desde hace dos décadas.

Después de que la Fiscalía del condado de Essex presentara cargos en su contra por poner en peligro la vida de una menor, la mujer quedó en libertad tras depositar una fianza de 25.000 dólares, y aseguró que las quemaduras que presenta su hija fueron producto de un fin de semana al aire libre.

La niña se encuentra ahora bajo la custodia de su padre, quien asegura que su esposa "no ha hecho nada malo" y probará su inocencia "en los juzgados".

Las leyes del estado de Nueva Jersey prohíben usar cabinas de bronceado a los menores de 14 años.

Curiosidades, videos, noticias y más de la Copa Mundial ¡AQUÍ!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes