Acusado de canibalismo en Canadá se dice inocente

WINNIPEG, Canadá (AP). Un hombre acusado de decapitar a un pasajero y comer partes de su cuerpo en un autobús de la línea Greyhound se disculpó con la policía cuando fue arrestado y suplicó que lo mataran, pero en su juicio por asesinato se declaró inocente.

Los detalles del caso trascendieron el martes en el juicio de Vince Li. "Lo siento, soy culpable, por favor mátenme", dijo Li según una declaración de los hechos rendida entre la defensa y la parte demandante que fue leída en la corte.

El inmigrante chino enfrenta cargos de homicidio no premeditado por la muerte de Tim McLean, de 23 años, ocurrida el verano pasado. McLean trabajaba como animador de circos y murió en un ataque casual pero horrendo, según los pasajeros.

Li se declaró inocente en voz alta y clara. Se presentó en corte vestido con una camisa color de crema y zapatos deportivos sin agujetas. Daba la espalda a las personas presentes en la corte y se sentó rodeado de guardias de seguridad que lo separaban de las decenas de amigos y familiares de McLean. Li pareció calmado a lo largo del juicio.

Sus abogados no niegan que haya matado a McLean, pero argumentan que Li tenía un desorden mental y que no es responsable del crimen. Un psiquiatra indicó en la corte que Li es esquizofrénico y creyó que Dios le dijo que cometiera el crimen.

Treinta y seis pasajeros se encontraban a bordo del autobús en un viaje nocturno por un trecho solitario de la carretera que atraviesa Canadá, en la parte oeste del país. Los testigos indicaron que Li atacó a McLean sin provocación alguna, acuchillándolo múltiples veces.

Las declaraciones de los hechos leídas en la corte indicaban que Li atacó a Tim McLean "sin una razón aparente" y que McLean trató de escapar antes de morir. Los pasajeros aterrorizados huyeron del autobús mientras Li cortó la cabeza de McLean y la mostró a algunos de ellos por una ventanilla, indicaron los testigos.

Un reporte de la policía señaló que un policía en el lugar vio como Li cortaba partes del cuerpo y se las comía. Las declaraciones indican que el atacante trató de salir del vehículo numerosas ocasiones, pero que estaba encerrado. Li salió finalmente por una ventana y fue arrestado. La policía señaló que se encontraron partes del cuerpo de la víctima en diferentes sitios del autobús y que Li tenía otras.

La familia de McLean y sus amigos, muchos vestidos con camisetas que tenían impresa la fotografía de McLean, lloraban al tiempo que se iban leyendo estos detalles.

Según el psiquiatra Stanley Yaren Li no entendió que lo que hacía era algo malo.

"Una voz de Dios le dijo que el señor McLean era la fuerza del mal y que estaba a punto de matarlo", dijo. Li pensaba que debía protegerse.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes