Alpinista británico muere tras llegar a cumbre del Everest

BEIJING ( AP). Un alpinista británico murió horas después de alcanzar la cima del Monte Everest, luego que no pudo descender y sus compañeros no lo pudieron traer consigo, informaron el jueves las autoridades chinas y su equipo de montañismo.

Peter Kinloch alcanzó la cima de la montaña más alta del mundo la tarde del 25 de mayo, pero murió en las primeras horas del día siguiente, según SummitClimb, la compañía británica con la que escalaba.

" Sentimos profundamente reportar la muerte de Peter Kinloch, que era uno de los elementos más brillantes de nuestro equipo y al que extrañaremos profundamente", dijo la compañía en un comunicado.

La empresa no dio otros detalles sobre la muerte de Kinloch, pero algunos reportes de los medios británicos indicaban que Kinloch perdió la vista después de comenzar el descenso y no podía continuar.

Según los reportes sus compañeros trataron de traerlo consigo, pero corrían el riesgo de perder su propia vida al hacerlo y lo tuvieron que abandonar en la madrugada para ir a acampar más abajo.

Entre los riesgos que enfrentan los alpinistas, aparte de los diversos efectos de la escasez de oxígeno, está la hemorragia retinal de las grandes altitudes, con pequeñas zonas de sangrado en los ojos, y la llamada ceguera de la nieve, que ocurre cuando la córnea es quemada por los rayos ultravioletas. No estaba claro que pasó con Kinloch.

Kinloch, de 28 años, se dedicaba a dar discursos de superación personal y escalaba la montaña de 8,850 metros (29,035 pies) de altura desde el lado chino, el menos usado y con mayor dificultad técnica.

No estaba claro si se haría algún esfuerzo por recuperar su cadáver. Los cuerpos de otros alpinistas se han quedado en la montaña por la dificultad que representa su recuperación.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes