Aparece en Praga una escultura obscena para denunciar el comunismo

Una enorme estatua del polémico artista David Cerny, que representa una mano levantando el dedo mayor de forma obscena ante el Castillo de Praga, sede de la presidencia, apareció este martes en la capital checa, pocos días antes de unas elecciones legislativas anticipadas.

La escultura, colocada en medio del río Moldava, mira a la residencia oficial del presidente Milos Zeman, ex militante comunista (de 1968 a 1970).

Zeman ha dicho que es favorable al proyecto del Partido Socialdemócrata de formar tras los comicios un gabinete de coalición apoyado por el Partido Comunista Checo (KSCM), hasta ahora apartado del poder.

El escultor David Cerny explicó que su obra "es una 'peineta' normal a esos cabrones de comunistas del castillo".

La escultura, de color violeta y con un dedo desproporcionado, está en un pontón flotante, en medio del río Moldava. Según las autoridades de la capital, seguirá ahí hasta el sábado, día en que se cierran los colegios electorales. Los comicios comienzan el viernes.

Curiosidades, videos, noticias y más de la Copa Mundial ¡AQUÍ!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes