Arpón penetra cabeza de brasileño y no lo mata

SAO PAULO (AP). Un hombre lúcido de 36 años llegó a un hospital con un arpón de unos 15 centímetros (seis pulgadas) de largo incrustado en su cabeza, provocando el estupor de los médicos, que posteriormente se lo extrajeron.

El brasileño acababa de ser alcanzado accidentalmente por el arpón que él mismo lanzó durante un paseo para bucear frente a las costas de Río de Janeiro.

Los médicos indicaron que el instrumento de pesca había penetrado la cabeza de Emerson de Oliveira Abreu con tanta profundidad que el sábado tuvieron que someterlo a una cirugía de alto riesto durante cinco horas para quitárselo.

Los medios de comunicación locales dijeron en un principio que un amigo de Abreu era el que había hecho el disparo que provocó el accidente, pero más tarde los familiares del hombre herido y las autoridades dijeron que aparentemente fue Abreu quien disparó, pero el arpón rebotó en una piedra y se le metió en la cabeza.

El doctor Manoel Moreira declaró el domingo a Globo TV que el hombre tuvo suerte porque el arpón no tocó ninguna de las partes cruciales de su cerebro. Las imágenes de una tomografìa computarizada mostraron que entró a la cabeza justo encima del ojo izquierdo y casi llegó hasta el extremo opuesto.

Moreira dijo que el paciente se está recuperando bien y probablemente no sufra daños graves permanentes.

"Es un milagro", dijo el padre de Abreu, Edilson, de acuerdo con la página en internet G1 de Globo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes