Arrestan a 2 filipinos en Kuwait por ayudar en escape de empleadas

Dos filipinos fueron detenidos por la policía de Kuwait por presuntamente haber convencido a unas empleadas domésticas a escaparse de las casas de sus patrones, informaron el domingo las autoridades. Esto sucede mientras el embajador de Filipinas enfrenta cuestionamientos por comentarios sobre su labor para ayudar a los trabajadores maltratados.

Los arrestos, reportados por la agencia de noticias estatal KUNA, se conocen mientras crecen las tensiones entre Kuwait y Filipinas, país que envía muchas empleadas domésticas al emirato del Golfo Pérsico.

El gobierno del presidente filipino Rodrigo Duterte ya prohibió que los trabajadores se dirijan a Kuwait debido a los casos de abuso, esto luego de que en febrero se dio a conocer que habían hallado el cuerpo de un filipino en un congelador dentro de un apartamento en la ciudad de Kuwait que habría estado abandonado por más de un año.

La agencia KUNA indicó el domingo que los dos filipinos reconocieron haber convencido a las empleadas a huir. No estaba claro bajo qué ley los hombres están encausados, aunque KUNA señaló que ambos “confesaron el crimen además de otras violaciones similares que habían cometido en otras partes del país”.

Las detenciones se produjeron luego de que Kuwait citó al embajador de Filipinas por los comentarios que hizo sobre las labores de la embajada para rescatar a las empleadas domésticas que son abusadas por sus patrones. El embajador Renato Villa dijo que su embajada está trabajando para ayudar a los abusados si las autoridades de Kuwait no responden dentro de un margen de 24 horas, esto de acuerdo con medios locales.

La oficina de Villa indicó el domingo que el embajador no estaba disponible para hacer comentarios al respecto.

En enero, Duterte denunció que los casos de abuso reportados por las empleadas domésticas filipinas parecían “siempre” venir de Kuwait.

En el pasado ha habido casos importantes de abuso, incluido un incidente en diciembre de 2014 en el que leones domesticados atacaron a una empleada filipina en Kuwait.

Filipinas prohibió a los trabajadores de Kuwait luego de que se encontró el cuerpo de Joanna Demafeliz en un congelador en febrero. A fines de marzo, los funcionarios libaneses dijeron que un connacional, Nader Essam Assaf, de 40 años, confesó haber matado a la mujer junto con su esposa siria, quien sigue a la fuga. Las autoridades puntualizaron que Assaf enfrenta una probable sentencia de muerte.

Más de 260.000 empleados filipinos trabajan en Kuwait, muchos de ellos como sirvientes. Desde entonces, Kuwait y Filipinas han negociado por nuevas reglas para regir a los trabajadores filipinos en Kuwait.

Las autoridades filipinas han exigido que se permita que las empleadas domésticas se queden con sus pasaportes y teléfonos, lo que es común para los trabajadores como profesores y oficinistas. Sin embargo, los patrones en Kuwait incautan sus pasaportes y teléfonos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes