Astrofísico ateo gana premio religioso de 1,6 millones

LONDRES ( AP). Un astrofísico británico ateo, conocido por sus teorías sobre el origen y el destino del universo, ha sido premiado con uno de los galardones religiosos más importantes del mundo por abordar las grandes preguntas sin respuesta sobre el origen de la vida y la naturaleza, se informó el miércoles.

Martin Rees, de 68 años, especialista en la física de los agujeros negros y el Big Bang, la explosión cósmica que supuestamente dio origen al universo, recibirá el Premio Templeton, anunció la Fundación John Templeton. La distinción incluye la suma de 1 millón de libras (1,6 millones de dólares).

El doctor John M. Templeton hijo dijo que Rees _quien no profesa religión alguna_ recibirá el premio debido a la naturaleza de sus investigaciones, que invitan a todos a " abordar los problemas fundamentales de nuestra naturaleza y existencia".

Rees intentó abordar muchos de esos problemas durante su presidencia recientemente finalizada de la Royal Society británica, bajo la cual la tricentenaria corporación científica discutió una gama de asuntos desde el origen de la vida en la Tierra hasta la posibilidad de descubrir vida extraterrestre.

En una entrevista en Londres antes del anuncio del premio, Rees dijo a The Associated Press que le atraían " las grandes preguntas que no podemos responder".

Una de ellas es por qué las leyes del universo parecen estar perfectamente calibradas para sustentar la vida humana. Una modificación siquiera leve de las llamadas constantes universales alteraría el cosmos hasta el punto de volverlo inhabitable.

En uno de sus libros, "Just Six Numbers" (Apenas seis números), Rees sostiene que esa calibración perfecta no es un mero accidente ni el acto de un creador benigno.

" Es muy posible que existan infinitos universos distintos" con otras constantes, dijo. Algunos serían demasiado estériles para sustentar la vida, otros demasiado efímeros. El nuestro resulta ser el adecuado.

"Sigue siendo una conjetura", advirtió Rees, pero que se tendía a tomarla cada vez más en serio.

Debido a que el premio Templeton se concentra en la espiritualidad, se suele interrogar a los galardonados sobre su fe religiosa. En una declaración y en su discurso escrito, Rees dijo que no tenía creencias de ese tipo. Durante la entrevista dijo entre risas que el descubrimiento de vida extraterrestre "provocaría convulsiones a algunos teólogos".

Sin embargo, reconoció que las teorías sobre la posibilidad de vida extraterrestre y un "multiverso" tendían a dejar a la humanidad aislada en lo que él suele llamar un "punto azul pálido" enterrado en un rincón remoto del universo.

" Con estas ideas es difícil creer en la centralidad del ser humano", dijo Rees, pero aclaró que eso no le preocupa.

"Por ser nosotros mismos seres humanos, es difícil dedicarnos menor atención".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes