Bélgica: hombre "fue directo a los bebés y los acuchilló"

TERMONDE (AFP). "Fue directo a los bebés y los acuchilló", explica, aún conmocionado, el adjunto del alcalde de Termonde, Theo Janssens, uno de los primeros en llegar a la guardería donde un hombre cometió un salvaje asesinato que ha horrorizado y vestido de luto a Bélgica.

"Había sangre por todas partes, era increíble, una verdadera carnicería", declaró Jansenss, quien llegó al mismo tiempo que las fuerzas del orden a la guardería pública "El país de las fábulas", convertida en el país del espanto.

La alerta fue dada poco después por una empleada municipal que oyó los gritos desde un edificio contiguo.

El suceso macabro transcurrió como en una película de horror.

Sobre las 10H00 de la mañana, un joven de unos 20 años llegó a la guardería y dijo que quería pedir información, explicó el adjunto del alcalde, a cargo de los asuntos sociales.

Luego "todo ocurrió en pocos segundos", suficientes para acabar con la vida de dos bebés y una empleada, y herir a una docena de personas más, casi todos niños.

"El hombre fue al lugar donde estaban los niños y los acuchilló. Los más pequeños estaban en sus cunas, sin duda durmiendo", añadió Jansenss llorando.

De nada sirvió que las seis empleadas de la guardería trataran de interponerse en su camino. "El agresor se comportó como un loco" y le asestó una cuchillada mortal a una de las empleadas", cuenta el adjunto del alcalde.

Con el rostro pintado de blanco y los ojos de negro, el hombre salió de la guardería sin dificultad y, según un testigo, que lo describió como alguien "sumamente flaco", no parecía asustado.

Tras cometer la masacre, se subió a una bicicleta y se alejó del lugar en dirección hacia la localidad vecina de Lebbeke, donde una patrulla de policía lo detuvo.

En el barrio donde se produjo el drama, azotado este viernes por una lluvia incesante y ráfagas de viento, los habitantes estaban aterrados.

"Ya no estamos seguros. Hay que mejorar la seguridad. Nos da miedo que vengan otros a hacer lo mismo", explica Johana Vanverre, una madre que quiso inscribir a su niño en esta guardería inaugurada hace pocos años, pero debió desistir porque no había más plazas.

"No entiendo cómo lo dejaron entrar tan fácilmente, si tenía el rostro maquillado y parecía tan raro", dijo.

El príncipe Felipe, heredero del trono, y su esposa la princesa Matilde acudieron al lugar para dar el pésame a las familias de las víctimas.

Termonde rendirá homenaje el lunes por la noche a las víctimas de este asesinato espeluznante, anunció el alcalde Piet Buysse, para quien "ocurrió lo inimaginable".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes