Bolivianos hacen muñecas estilo Barbie vestidas de cholita

LA PAZ ( AP). Artesanos bolivianos han diseñado una línea de muñecas que lucen polleras y sombreros que son el atuendo típico de las mujeres aymaras, llamadas cholas, que sacaron a la venta para una celebración tradicional.

Las muñecas equivalen a la versión boliviana de la popular Barbie, dijo Hugo Ramos, cuya creación será ofrecida durante la popular fiesta de Alasitas (cómprame en aymara) que se celebrará el martes en La Paz.

La muñeca cholita " se nos ocurrió para darle una faceta distinta y diferente (a las tradicionales), ya que es muy admirado y requerido. No es raro ver a una Barbie natural como es una señorita de 60-90-60. Pero sí lo es ver una señora cholita. Vestir de pollera es un orgullo, es mostrar lo que somos", dijo Ramos.

Las muñecas son de fabricación china y un grupo de unos 15 artesanos entre 15 a 20 años lo que hacen es quitarles los tacones y ponerle zapatos bajitos negros, remplazar los vestidos por tres enaguas (combinaciones de tela transparente) y una pollera (falda plisada).

También le quitan el cabello rubio para ponerle de color negro y se parezca " más a una mujer andina", indicó Ramos, mientras mostraba orgulloso una de sus creaciones acabadas.

Mariana Quispe, de 16 años, se encarga de la costura y confección de la pollera y las enaguas. Comentó que es " encantador" hacer en miniatura las polleras que viste su madre para una muñeca.

" En (las personas) grandes lo vemos bonito pero en pequeño se ve mas lindo", expresó.

A las muñecas comerciales " uno las ve sin polleras, sin mantas, sólo las ve con vestidos y carteritas pero aquí le hemos cambiado por polleras para verla más linda", señaló Quispe.

Los detalles finales que ornamental las muñecas son un sombrero bombín y joyas doradas.

En Creaciones Hugo, la fábrica donde se desarrolla esta idea, también están sacando el compañero de la muñeca chola y es un muñeco que viste trajes típicos del carnaval o del baile folclórico La Diablada.

La Alasita es la fiesta de la miniatura en la que se destaca la figura de "Ekeko", una deidad pagana que representa la abundacia y prosperidad, a quien sus creyentes le llevan miniaturas de las cosas que desean recibir.

En los días previos de la fiesta se instala un mercado en que artesanos ofrecen una variedad de miniaturas que van desde pequeños libros, autos, alimentos hasta casas y, ahora, muñecas.

" Es para que la gente pida que le llegue una nuera así de linda", explicó Ramos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes