Burdel de Nevada confía en los prostitutos

LAS VEGAS ( AP). La propietaria de un burdel de Nevada que acusa los efectos de la recesión cree que no ha prestado suficiente atención a la mitad del mercado _ la mitad que prefiere a los hombres.

Bobbi Davis busca prostitutos para ampliar su clientela en el burdel Shady Lady Ranch, situado a unos 240 kilómetros (150 millas) al norte de Las Vegas.

" En otras ocasiones nos han pedido hombres, y no hay nada de esto", reconoció la madama.

Los 25 burdeles legales esparcidos en 10 condados rurales de Nevada son servidos por mujeres para deleite de los hombres. Empero, el Shady Lady no es el único que ha pensado contratar a prostitutos.

El cabildero de la Asociación de Burdeles de Nevada, George Flint, reconoció que otros burdeles le han presentado la idea para mejorar el negocio.

Como la industria del juego, la hotelera y de las convenciones en Nevada, la prostitución encara momentos difíciles. Flint estima que los burdeles han visto una contracción del 50% en sus ingresos desde el comienzo de la recesión.

" La situación es ahora tan mala que en mi opinión los burdeles harían cualquier cosa para sobrevivir", insistió.

La ex madama de Hollywood Heidi Fleiss pensó abrir hasta hace poco " Heidi's Stud Farm" cerca de Pahrump, pero renunció a la idea este año tras ser detenida por un delito de tenencia de drogas.

Flint sostiene que otros burdeles han ofrecido prostitutos a lo largo de los años, pero con escaso éxito. Cree que ese negocio orientado a las mujeres no es productivo.

" Seducir a una mujer y seducir a un hombre en un burdel son cosas completamente diferentes. Una puede demorar unos pocos minutos y la otra horas. No sería rentable", resumió Flint.

Davis concuerda que las mujeres como clientes puede diferir mucho de los hombres, aunque por ahora piensa mantener su escala de precios por sus servicios _ 500 dólares por 2 horas, 800 dólares por tres.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes