Camarógrafo tuerto oculta cámara en ojo de vidrio

BRUSELAS (AP). Un cineasta de documentales tuerto se apresta a trabajar con una cámara de video oculta en un ojo de vidrio, con la esperanza de filmar a personas de manera clandestina para un proyecto acerca de la proliferación global de las cámaras de vigilancia.

El canadiense Rob Spence perdió un ojo en un accidente de caza cuando era niño. Ahora está ultimando los detalles de una cámara que transformará su discapacidad en una ventaja.

Fanático de la serie de televisión de los 70 "El hombre biónico", Spence dijo que tuvo una brusca revelación cuando al contemplar la cámara de su teléfono celular comprendió que algo de ese tamaño cabía en la cuenca vacía de su ojo.

Con la cámara oculta en el ojo de vidrio, espera poder filmar lo que ve con su ojo bueno, ya que los músculos la moverán como si fuera un ojo verdadero.

Spence tiene el plan de convertirse en una "máquina humana de vigilancia" para estudiar aspectos de intimidad y si las personas son "sonámbulos en una sociedad orwelliana", es decir, una sociedad totalitaria donde la vigilancia es constante e implacable.

Dijo que las personas no sabrán cuando las está filmando, pero deberá pedirles permiso para incluirlas en su filme.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes