Caníbal francés condenado a 30 años de cárcel

ROUEN ( AFP). Un preso francés, Nicolas Cocaign, de 38 años, acusado de matar a un compañero de celda y comer un pedazo de pulmón de la víctima, fue condenado el jueves a 30 años de reclusión criminal, por asesinato, actos de tortura y de barbarie en el tribunal de Rouen, oeste de Francia.

La condena es conforme a lo que pidió la fiscal.

" Un hombre que se hunde en el horror no necesariamente está loco", había afirmado la abogada general Elisabeth Pelsez en su intervención, al considerar que el criterio del acusado estaba " alterado" pero no " ausente" cuando ocurrieron los hechos.

Cocaign, apodado el " caníbal de Rouen" por la prensa y los reclusos, de contextura pequeña, cabello corto, barba cuidada y rostro tatuado, había asesinado a su compañero de celda Thierry Baudry, de 41 años, tras una pelea por la limpieza de la celda.

El 2 de enero de 2007 Cocaign, que obedecía " a una pulsión de agresividad", golpeó a puñetazos y tijeretazos a su compañero de celda, lo ahogó luego con una bolsa y extrajo un pedazo de sus pulmones para comérselo.

Con una hoja de afeitar abrió el tórax de Baudry y extrajo la parte del pulmón. Se comió una parte y el resto lo mezcló con cebolla.

" Quería apoderarme de su alma", explicó Cocaign al juez.

Los hechos ocurrieron en una celda de 11 m2 de la cárcel de Rouen, que ambos compartían con otro preso, que se suicidó en 2009.

Cocaign, que entonces tenía 35 años, iba a ser juzgado por intento de violación.

El abogado de Cocaign abogó por " la irresponsabilidad penal" de su cliente y pidió que fuese declarado " no culpable".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes