Cementerio da energía a poblado español, gracias al Sol

MADRID (AP) El poblado de Santa Coloma de Gramenet, de clase trabajadora y ubicado en las afueras de Barcelona, ha colocado un mar de paneles solares sobre los mausoleos de su cementerio, convirtiendo así un lugar de descanso perpetuo en un centro de energía virtualmente inagotable.

Los terrenos planos y bien soleados son especialmente escasos en la región, siendo el cementerio el único lugar disponible en su tipo para el programa de energía solar de la población.

La energía generada por los 462 paneles, equivalente a la consumida anualmente por 60 casas, es enviada a la red local para su consumo normal y representa un intento poco común para cooperar en el combate contra el calentamiento global.

"El mejor tributo que le podemos rendir a nuestros antepasados, independientemente de la religión, es generar energía limpia para las nuevas generaciones. Esa es nuestra principal motivación", dijo Esteve Serret, director de la empresa española Conste-Live Energy, que administra el cementerio y realiza trabajos en el área de energía renovable.

Fila tras fila de paneles de un gris azulado descansan sobre los mausoleos de cinco niveles que albergan los féretros de los muertos locales, muchos de ellos adornados con ramos de flores de plástico.

Los paneles _ que están apuntados casi completamente hacia el sur, lo cual les permite captar la mayor parte de la luz del Sol _ empezaron a funcionar el miércoles, marcando el inicio de un proyecto que tardó tres años en ser implementado.

La idea es aprovechar un área ideal para generar energía solar en una población tan densamente construida. Los 124.000 habitantes de Santa Coloma están concentrados en apenas cuatro kilómetros cuadrados (1,5 millas cuadradas) y casi no hay lugares aprovechables para los paneles.

Al principio, la idea de colocar los paneles en el cementerio fue algo difícil de aceptar, dijo Antoni Fogue, miembro de la legislatura local y uno de los principales promotores del plan.

"Digamos que escuchamos cosas como '¡Están locos! ¿Qué se creen? ¡Qué falta de respeto!'", indicó.

Pero la alcaldía y la administración del cementerio realizaron una campaña para explicar el valor del proyecto y el cuidado con que serían instalados los paneles, que fueron colocados en un ángulo lo menos molesto posible para los visitantes del camposanto.

El cementerio alberga los restos de unas 57.000 personas y los paneles apenas se concentran en el 5% de su superficie total.

Su instalación fue realizada con una inversión de 720.000 euros (900.000 dólares) y su uso equivale a dejar de producir unas 62 toneladas anuales de dióxido de carbono, un contaminante atmosférico, indicó Serret.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes