China detiene a artista por foto graciosa del presidente

Las autoridades detuvieron a un artista chino que publicó en Internet un retrato gracioso del presidente Xi Jinping, dijo su esposa el jueves.

Judy Zhu dijo que la policía acusó a su esposo, Dai Jianyong, de "crear un tumulto" tras detenerlo el martes cerca de su casa en Shanghai.

Dai es conocido por publicar fotos eclécticas en las redes sociales, incluyendo algunas de él y otras personas apretando los labios y los ojos. Dai publicó imágenes de Xi con la misma expresión mientras tenía un bigote.

Algunos comentaristas en línea compararon el retrato de Xi con Adolfo Hitler, aunque en la imagen que Dai publicó en Instagram tiene un bigote mucho más ancho que el pequeño bigote de cepillo asociado con el líder de la Alemania nazi o el actor y cineasta Charlie Chaplin.

Dai enfrenta hasta cinco años de cárcel si es declarado culpable. La policía de Shanghai no respondió llamadas telefónicas el jueves.

Por años, los artistas han caminado por el filo de la navaja en cuanto a lo que pueden expresar sin meterse en problemas con las autoridades. Publicar obras políticamente delicadas en Internet se ha vuelto un límite claramente infranqueable, sobre todo bajo el gobierno más firme de Xi.

"En general, el espacio para que la sociedad civil haga pública su opinión se ha vuelto mucho más difícil con Xi Jinping, y eso es también verídico para los artistas", dijo Frances Eve, una investigadora del grupo activista chino Defensores de los Derechos Humanos. "El gobierno siempre lo ha hecho de un modo un poco confuso, pero la gente que solía trabajar como artista sentía que no había cruzado los límites. Ahora, personas han sido detenidas y han cruzado ese límite que no sabían que existía".

Las medidas drásticas también han afectado a ciudadanos activistas que han publicado videos de testigos presenciales y otra información considerada embarazosa para las autoridades. El activista Wu Gan fue detenido formalmente el miércoles tras llamar la atención sobre los decomisos de tierra por parte del gobierno y la presunta brutalidad policial.

Zhu dijo que Dai creó previamente collages del expresidente chino Hu Jintao cubiertos con rostros de gente desconocida y que nunca había recibido una advertencia del gobierno. Dijo que cerca de una docena de policías los estaban esperando cuando volvieron el martes a su casa.

"Solo lo hizo jugando ", manifestó. "No creo que haya tenido una intención política detrás".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes