Colados en Casa Blanca llegaron a estrechar mano de Obama

WASHINGTON ( AP). Después que el Servicio Secreto insistió que el presidente Barack Obama nunca estuvo en peligro a raíz de una falla de seguridad que permitió a una pareja no invitada asistir a su primera cena de estado, la Casa Blanca difundió una foto en la cual se ve a esas personas estrechando la mano del presidente y hablando con él.

Mientras la Casa Blanca revelaba que Michaele y Tareq Salahi conocieron a Obama en la cola de bienvenida, el Servicio Secreto, " profundamente preocupado y avergonzado", reconocía que sus agentes no verificaron si aquéllos figuraban en la lista de invitados antes de hacerlos pasar a la mansión presidencial.

La Casa Blanca divulgó el viernes por la noche una foto que muestra a Michaele y Tareq Salahi en el Salón Azul, en momentos en que ella saluda al presidente, al lado del primer ministro indio Manmohan Singh, el homenajeado en la ocasión. Obama y Michaele sonríen mientras ella le estrecha la mano con las suyas y su esposo observa. Singh está parado a la izquierda de Obama.

El Servicio Secreto había dicho esta semana que el presidente no corrió peligro porque todos los invitados habían pasado por detectores de metales. Sin embargo, al quedar demostrado lo cerca que estuvieron del mandatario, no hizo declaraciones al respecto.

La pareja no estaba en la lista de invitados a la cena para el primer ministro indio Manmohan Singh y no debería haber ingresado, dijo el director del servicio Mark Sullivan en un comunicado.

" Mientras continúa nuestra investigación, se han tomado las medidas apropiadas para asegurar que esto no se repita", dijo.

El vocero del Servicio Secreto Jim Mackin dijo que los agentes en un puesto de control tenían una lista de invitados. Aunque los Salahi no estaban allí, les permitieron ingresar.

Más temprano, Mackin había dicho que el servicio podría realizar una investigación penal sobre la pareja. Lo que ocurrió en el sistema de seguridad podría determinar si se trata de un crimen o sólo de un episodio vergonzoso.

Según la ley federal es un delito emitir declaraciones falsas intencionalmente sobre asuntos que corresponden a la jurisdicción gubernamental.

Nadie niega que la pareja, candidata a un programa de " telerrealidad", pudo pasar por las barreras de seguridad y el servicio secreto reconoce que sus procedimientos no fueron seguidos como es debido. Pero a pesar de esto, no está claro si ambos mintieron a las autoridades y de haberlo hecho, tampoco está claro si violaron la ley federal.

"A medida que esto se aproxima más a una investigación penal, hay menos cosas que podemos decir", dijo Mackin. "No quiero poner en riesgo lo que podría resultar ser una investigación penal. No estamos descartando ninguna opción en este momento".

El abogado de la pareja, Paul Gardner, publicó un comentario en su página de Facebook en el que decía: " Mis clientes obtuvieron la aprobación de la Casa Blanca para estar ahí". El abogado agregó que no habrá otras declaraciones.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes