Colombia: ONU en shock por incremento de cultivos de coca

BOGOTA (AP). La Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC) dijo el miércoles que el aumento de 27% en los cultivos de coca en Colombia el año pasado es sorprendente y un verdadero "shock", mientras destacó que también hubo incrementos de los cultivos en Bolivia y Perú, pero muy menores.

"El incremento en los cultivos de coca en Colombia es una sorpresa y un shock: una sorpresa porque llega en un momento en que el gobierno de Colombia intenta fuertemente erradicar la coca y un shock debido a la magnitud de los sembradíos", dijo Antonio María Costa, director de la UNODC en un comunicado divulgado a la prensa.

De acuerdo con el informe, los cultivos de coca, materia prima de la cocaína, eran en Colombia de 99,000 hectáreas en 2007, comparado con las 78,000 hectáreas del 2006.

"Pero esta mala noticia debe ser puesta en perspectiva", agregó Costa. El estudio de la UNODC muestra que casi la mitad de toda la producción de cocaína (288 toneladas métricas) y un tercio de los cultivos (35,000 hectáreas) provienen de sólo 10" de las municipalidades del país, aseguró.

"De la misma forma en que en Afganistán, donde la mayor parte del opio se cultiva en provincias con fuerte presencia del Taliban, en Colombia la mayor parte de la coca se cultiva en áreas controladas por insurgentes", aseguró.

El Informe Andino de la Coca 2007 elaborado por la UNODC destacó la superficie total de tierras dedicadas a cultivos de coca en Bolivia, Colombia y Perú en 2007 fue en total 181,600 hectáreas, un aumento del 16% respecto al 2006 y el nivel más alto desde el 2001.

Los cultivos de coca en Bolivia crecieron 5% al pasar de 27,500 hectáreas en 2006 a 28,900 el año pasado.

En Perú el aumento fue de 4% al crecer de 51.400 hectáreas a 53,700 hectáreas en el mismo período de tiempo.

En cuanto al potencial de producción, dijo el informe que mientras en Colombia hubo una levísima reducción de un potencial de producir 610 toneladas métricas de cocaína en 2006 a 600 toneladas métricas en 2007, se reportó un crecimiento en Bolivia y en Perú.

Según la UNODC el potencial de producción de cocaína en Bolivia creció 10,6% al pasar de 94 toneladas métricas a 104 toneladas métricas del 2006 al año pasado, período en que el alza en el potencial en Perú fue de 3,6% al elevarse de 280 toneladas métricas a 290 toneladas métricas.

En Bolivia, el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, admitió en rueda de prensa que hay incremento de cultivos de coca, un repunte que anteriormente no era reconocido por las autoridades de La Paz. "Hay que admitir que en la zona de Yungas (departamento de La Paz) evidentemente hay un incremento de la hoja de coca, estamos en plenas negociaciones con los productores para llegar a un acuerdo", dijo.

En 2006, según la ONUDC, la producción boliviana alcanzó 51,000 toneladas métricas de las cuales 36,000 "podrían ir a la producción de cocaína".

El director de la policía nacional colombiana, general Oscar Naranjo, dijo en la conferencia de prensa de presentación del informe que en el caso colombiano la "presión" de las fuerzas oficiales sobre los cultivadores de coca es la causa que la producción de cocaína se mantenga estable.

Los cultivadores simplemente no pueden procesar los mismo que conseguían antes de sus cultivos, dijo Naranjo. Además los cultivadores están "internarse en la selva profunda", donde es mucho más difícil conseguir los químicos necesarios para procesar la droga.

"A pesar del aumento en la cantidad de tierra que se utiliza para cultivar coca, la producción efectiva casi no ha cambiado desde el 2006 debido a los bajos rendimientos del cultivo. En el 2007, la producción potencial mundial de cocaína llegó a 994 toneladas, prácticamente sin cambios desde las 984 toneladas métricas registradas el año 2006", aseguró el informe sobre los tres países.

Los datos revelados en la jornada son un duro golpe para el gobierno del presidente Alvaro Uribe y su lucha de combatir tanto a los rebeldes como al narcotráfico.

Washington ha destinado a Colombia más de 5,000 millones de dólares en los últimos siete años tanto para combatir a la insurgencia armada como a la multimillonaria industria de la cocaína colombiana, la mayor del mundo, y que por décadas ha alimentado tanto a las guerrillas como a sus archienemigos paramilitares.

A pesar del aumento en los cultivos, dijo el informe, la producción de cocaína en Colombia permanece casi sin cambios: unas 600 toneladas anuales porque se están explotando plantíos de menor tamaño y dispersos y que rinden menos a la hora del cultivo.

Las opciones de los cultivadores son "intentar cosechar algo que no dará ganancias o arriesgarse con la coca y sacar alguna ganancia", dijo Adam Isacson, del Centro para Política Internacional, con sede en Washington, en entrevista telefónica.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes