Compañía de TV grabó a pareja infiltrada a la Casa Blanca

WASHINGTON ( AP). La pareja que se infiltró a una cena de Estado estaba siendo videograbada ese día por unos camarógrafos vinculados con un programa de realidad simulada, aunque no se grabó nada en la Casa Blanca, dijo el jueves una portavoz de la cadena televisiva.

La pareja, Michaele y Tareq Salahi, logró entrar a la cena que el presidente Barack Obama ofreció el jueves para el primer ministro indio Manmohan Singh, aunque no había sido invitada. Tras el suceso el Servicio Secreto revisó las medidas de seguridad y reconoció que los procedimientos no fueron seguidos adecuadamente.

Bravo Media confirmó el jueves por la noche que Michaele Salahi está siendo considerada como una posible participante en el programa " The Real Housewives of D.C.", a ser difundido próximamente, y el día de la cena estaba siendo grabada en los alrededores de Washington por Half Yard Productions, la productora del programa.

" Las cámaras de Half Yard no estaban dentro de la Casa Blanca. Grabaron a la pareja preparándose para el evento", dijo Johanna Fuentes, vicepresidente de comunicaciones para Bravo Media, en un correo electrónico. Indicó que los Salahi "le informaron a Half Yard que habían sido invitados; los productores no tenían razón alguna para creer que no había sido así".

Fuentes pidió que, de haber más preguntas, se le hagan al abogado y al publicista de la pareja.

La Casa Blanca se negó a comentar el jueves en torno al incidente de los Salahi y remitió todas las llamadas al Servicio Secreto.

Una investigación que el servicio de seguridad presidencial está efectuando en torno a la violación a las medidas de seguridad ayudará a determinar si los Salahi pudieran correr algún riesgo legal, aunque el enfoque principal de la revisión es tratar de hallar cómo fue posible que alguien pudiera asistir un evento de tan alto nivel en el Jardín Sur de la Casa Blanca sin haber sido invitado.

Paul Morrison, un abogado que trabaja en Virginia y que representó a la pareja en el pasado pero no ha hablado con ellos desde la cena, dijo a The Associated Press anteriormente el jueves que no deberían requerir ayuda legal.

" Sólo fueron a una fiesta. No hicieron nada malo", dijo Morrison. " Los conozco. No estoy al tanto de ninguna razón de que necesiten representación (legal) en este momento".

Edwin Donovan, portavoz del Servicio Secreto, dijo que Obama nunca estuvo en peligro porque los Salahi pasaron a través de la misma revisión de seguridad para detectar posibles armas que las más de 300 personas invitadas a la cena.

El periodista Ronald Kessler, autor del libro " In the President's Secret Service: Behind the Scenes with Agents in the Line of Fire and the Presidents They Protect" (En el Servicio Secreto del presidente: Tras bambalinas con los agentes en la línea de fuego y los presidentes a los que protegen), dijo en una entrevista: " Aunque la pareja sí pasó a través de un magnetómetro para detectar armas, podrían haber asesinado al presidente o al vicepresidente valiéndose de otros medios, como por ejemplo el ántrax. Las revisiones de seguridad adicionales a las que se refirió el portavoz del Servicio Secreto buscan detectar artículos como los agentes de contaminación radiológica, pero no detectarían armas biológicas".

La pareja presumió su éxito en su página de Facebook en internet, colocando fotografías de ellos con funcionarios del gobierno, incluyendo al vicepresidente Joe Biden y tres infantes de Marina.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes