Conmutan pena de azotes a mujer malaya por beber cerveza

KUALA LUMPUR ( AP). Una musulmana sentenciada azotes por beber cerveza deberá cumplir servicio comunitario una vez que las autoridades malayas le conmutaron la pena original.

El cambio de la condena significó un vuelco sorprendente en este caso que suscitó temores sobre la posible intromisión de la ley islámica en los asuntos personales en Malasia.

Kartika Sari Dewi Shukarno, que tiene dos hijos, recibió el miércoles una carta en que el departamento islámico del estado de Pahang le informó que el sultán regional decidió eximirla de los azotes, dijo el jueves su abogado, Adham Jamalullail.

La decisión tiene la fuerza potencial de enfriar un debate candente sobre si la ley islámica se está entrometiendo en la vida privada de la población, en su mayoría musulmana. Malasia ha sido desde hace tiempo considerada como un modelo de una sociedad islámica de carácter moderado y progresivo.

Numerosas personas habían criticado el castigo y señalado que éste era una demostración de que los islámicos conservadores ganaban influencia en el sistema judicial.

Kartika, ex modelo y enfermera, fue sentenciado en julio. De haberse ejecutado el castigo en ese tiempo, habría sido la primera mujer azotada en Malasia.

Se declaró culpable y no apeló la condena, pero el castigo fue suspendido a último momento por un revuelo en los medios de comunicación y entre activistas de derechos humanos.

Adham dijo a The Associated Press que " en sustitución del azote, el sultán ordenó que Kartika realice servicio comunitario durante tres semanas".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes