Corte: Padres no tienen derecho a esperma de hijo muerto

NUEVA YORK (AP). Los padres de un hombre de 23 años que murió de cáncer no tienen derecho de aprovechar el esperma conservado de su hijo para que puedan tener un nieto, falló una corte de apelaciones el martes.

El panel de apelaciones del estado de Nueva York emitió un fallo unánime sin precedentes en el caso de Mark Speranza, quien dejó muestras de semen en el Laboratorio Repro Inc. en julio de 1997 y firmó un documento que pedía que se destruyan si moría. El quería tener un hijo si lograba sobrevivir a su batalla contra el cáncer.

Tras la muerte de su hijo en enero de 1998, Mary y Antonio Speranza le dijeron a Repro que querían un nieto y deseaban aprovechar el esperma para inseminar artificialmente a alguna madre sustituta.

La operadora del laboratorio, Awilda Grillo, le dijo a los Speranza que su hijo depositó las muestras para su uso exclusivo y que éstas no habían sido analizadas para su donación, como lo requiere una ley del estado.

La pareja le pagó a Grillo las cuotas por almacenamiento y le pidió que conserva el esperma hasta que una corte decidiera la custodia.

La juez de la Suprema Corte estatal Jane Solomon falló que la ley prohibe el uso del esperma.

La sala de apelaciones de la Corte Suprema estatal coincidió. La corte dijo que la ley del estado prohibe el uso de semen guardado "para una destinataria específica, que no sea su compañera sexual regular, actual o activa", a menos que el donador de esperma se someta a una prueba de sangre. La Juez Solomon subrayó que la solicitud de la pareja era imposible en vista de que Mark Speranza estaba muerto y no podría haber muestra de sangre.

Los jueces de apelación explicaron que el propósito de la ley es proteger a la madre sustituta y a la ciudadanía general de enfermedades.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes