Declaran culpable a madre belga que degolló a sus 5 hijos

BRUSELAS (AFP). La belga Geneviève Lhermitte, que degolló a sus cinco hijos en febrero de 2007, fue declarada culpable de homicidios con premeditación por el jurado del tribunal penal de Nivelles (sur de Bélgica), lo que puede significarle una pena de cadena perpetua.

Los 12 miembros del jurado estimaron que la belga, de 42 años, había actuado en dominio de sus facultades y de forma premeditada, que era responsable de sus actos y que no podía ser considerada como demente.

De este modo, no tuvieron en cuenta el nuevo informe entregado el martes por los psquiatras, según el cual Geneviève Lhermitte sufría de trastornos de discernimiento y era "irresponsable" cuando cometió los crímenes.

En cambio, el jurado popular siguió la opinión del fiscal general Pierre Rans, que prefirió suscribir el primer informe, en el que los expertos habían descrito a la madre como "consciente de sus actos" y "en un estado ansioso-depresivo severo que alteró, pero no abolió, su discernimiento".

Lhermitte, que había degollado a su hijo y sus cuatro hijas -de entre 3 y 14 años- antes de intentar suicidarse en su domicilio en Nivelles el 28 de febrero de 2007, escuchó sin inmutarse el veredicto sobre su culpabilidad.

Las audencias del proceso, abierto el 8 de diciembre, debían reanudarse por la tarde con la requisitoria final del fiscal general y los últimos alegatos de la defensa, a la que seguirían nuevas deliberaciones del jurado popular antes de que se dé a conocer la sentencia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes