Dimite el político japonés que triunfó en internet con sus llantos

El político japonés que se hizo famoso a nivel mundial al difundirse por la red un vídeo en el que se defendía de acusaciones de corrupción entre ostentosos llantos, presentó finalmente su dimisión por el uso injustificado de fondos públicos.

El vídeo, que acumula dos millones de visitas en el portal Youtube y ha sido objeto de múltiples parodias, muestra a Ryutaro Nonomura, miembro de la asamblea regional de la prefectura de Hyogo (oeste del país), en una rueda de prensa celebrada la semana pasada en la que trató de explicar unos gastos injustificados.

Nonomura admitió haber gastado unos 3 millones de yenes (21.580 euros/29.500 dólares) en fondos públicos en 195 viajes realizados durante el pasado ejercicio fiscal -más de un centenar de los cuales fueron a un balneario de la prefectura de Hyogo- y no haber presentado ni una sola factura o justificante.

Cuando el político se dispone a explicar la razón de los viajes y del gasto de fondos públicos para financiarlos, rompe a llorar de forma ostentosa y a balbucear frases, y posteriormente comienza a chillar, a patalear y a dar golpes en la mesa mientras sigue hablando con la respiración entrecortada.

Aunque en un principio rechazó la opción de dimitir, Nonomura ha presentado hoy su renuncia por el uso injustificado de fondos públicos y se ha ofrecido a devolver las cantidades gastadas, según revelaron fuentes de la asamblea de Hyogo a la agencia Kyodo.

El político ha dado este paso ante la repercusión alcanzada por el caso y por la presión del presidente de la asamblea de Hyogo, Tadao Kajitani, y del partido político mayoritario en esta cámara, el gobernante Partido Liberal Democrático (PLD).

Durante la viral y lacrimógena rueda de prensa, que duró tres horas, Nonomura dijo que no recordaba los detalles de los viajes en cuestión y afirmó que había borrado todos los datos relacionados con los mismos que almacenaba en su ordenador personal.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes