EU: Asesino de niños quiere morir y podría ser ejecutado

FRANKFORT, Kentucky, EU (AP). La Corte Suprema de Kentucky dejó el camino expedito para la ejecución de un asesino de niños que pidió ser ejecutado a fin de que las demoras no "prolonguen la miseria" de él y de las familias de las víctimas.

Marco Allen Chapman, de 36 años, podría ser ejecutado ya el mes próximo si no se interponen nuevas apelaciones. El tribunal sólo emitió una breve orden de poner la ejecución en marcha, sin explicar sus motivos.

Chapman presentó una declaración jurada el año pasado en la que pidió que no se permitiese a los defensores públicos entablar nuevas apelaciones porque desea ser ejecutado por los asesinatos de Cody Sharon, de 6 años, y Chelbi Sharon, de 7, en el pueblo de Warsaw, en el norte de Kentucky, en agosto del 2002.

Sus abogados calificaron su solicitud de ejecución rápida como "suicidio judicial" y argumentaron que ese deseo demostraba que no contaba con suficiente competencia mental. Asimismo solicitaron una nueva audiencia para determinar dicha competencia.

El defensor John Palombi, uno de un equipo de abogados que han tratado de detener la ejecución, dijo que Chapman se ha negado a autorizar apelaciones en su nombre. Dijo no saber cuáles serán los próximos pasos de la defensa.

La Corte Suprema estatal había rechazado anteriormente argumentos de la defensa de que la declaración de culpabilidad equivalía a un suicidio asistido por el estado.

Shelley Catharine Johnson, vocera de la oficina del procurador general del estado, no formuló inmediatamente comentarios sobre la decisión del tribunal. Según la ley estatal, la ejecución debería cumplirse el 21 de noviembre.

El juez Tony Frohlich dijo, después que Chapman pidió morir, que no hallaba motivos legales para rechazar esa solicitud.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes