EU: condenado a muerte sobrevive porque no encuentran vena

WASHINGTON ( AFP). Un condenado a muerte pasó dos horas en la cámara de ejecuciones en Ohio (norte) el martes sin que el equipo encargado de la ejecución lograra encontrar una vena utilizable para administrarle la inyección mortal, informaron este miércoles las autoridades penitenciarias.

Se trata de Romell Broom, un negro de 53 años condenado a muerte por el secuestro, violación y asesinato de una adolescente en 1984. El equipo de la ejecución " encontró varias veces puntos (en las venas) pero cuando se le inyectaba una solución salina para probarlos, se volvían inutilizables", explicó a la AFP Julie Walburn, portavoz de las autoridades penitenciarias de Ohio.

Luego de dos horas, el gobernador del Estado ordenó un aplazamiento de siete días y Broom regresó a su celda, añadió.

El procedimiento de inyección letal en Ohio ha sido objeto de críticas en varias oportunidades. Desde 2006 dos detenidos debieron esperar más de una hora para que el equipo encontrara una vena en la cual introducir los tres productos que usados para provocar la muerte: un sedante, un producto que paraliza los músculos y otro que detiene el corazón.

Pero según especialistas un solo detenido ha regresado vivo a su celda en Estados Unidos, en 1946.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes