Elefanta repudiada por flaca, engorda para gustar a macho

Benidorm, España (EFE). "Petita" es una elefanta asiática del Parque Terra Natura, en Benidorm (España) que ha sido rechazada, durante meses, por los machos de su manada, y en algunas ocasiones hasta por las hembras, por no responder a los cánones de belleza de estos animales.

El animal pesa unos 2,900 kilos (la media de los paquidermos es de 4,000 kilos) lo que hasta ahora ha sido un impedimento para gustar a sus congéneres. Pero ahora la elefanta, de 34 años, ha engordado 400 kilos para ver si así ya no pasa el tiempo sola y puede por fin aparearse con algún macho.

La constitución "débil" de "Petita", con la órbita craneal muy marcada y las patas excesivamente largas, hace que sea repudiada por los machos, quienes prefieren seleccionar a hembras más sanas para relacionarse y procrear. Sin embargo, a la vista del ojo humano nada la distingue de las otras hembras que integran la manada de elefantes de Terra Natura, la más grande de esta especie en Europa.

"Todavía se nota que es un animal de patas largas, aunque ha echado mucha barriga y ya no se le notan las costillas, aún así se le notan determinados huesos del cráneo, algo prominentes, pero bueno, Petita tiene ahora una complexión de elefanta muy guapa, y esto le debe gustar mucho al macho", explica el conservador del Parque "Terra Natura", Daniel Sánchez.

El siguiente paso, según Sánchez, es "esperar a que llegue la apetencia y que se reproduzca" porque "el apetito que se le ha abierto, ganando kilos, demuestra que le abrirá el apetito sexual".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes