España busca enmendar su ley de aborto

MADRID (AP). España ha dado un primer paso para enmendar su restrictiva ley de aborto, afirmó el jueves el gobierno socialista del país, con lo que finalmente comenzó a enfrentar uno de los últimos huecos grandes que le quedaban en sus planes por aplicar grandes cambios sociales en esta nación tradicionalmente católica.

Un panel de 13 abogados, médicos y otros expertos fueron designados para que presenten recomendaciones al gobierno socialista sobre cómo enmendar la ley actual, dijo a la prensa la ministra de Igualdad, Bibiana Aído.

La funcionaria dijo que espera presentar un proyecto de ley al Parlamento en los primeros seis meses de 2009, pero que no podía especificar si permitirá el aborto hasta las 12 ó 14 semanas de gestación, como lo han exigido los veteranos que apoyan esa práctica.

La ley actual, que data de 1985, permite el aborto en las primeras 12 semanas en caso de violación, hasta las 22 semanas en caso del malformación fetal y en cualquier momento si un siquiatra certifica que la salud física o mental de la madre corre peligro.

La inmensa mayoría de los aproximadamente 100,000 abortos que se realizan en España cada año caen en la última categoría, según la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo. Los enemigos del aborto creen que ha representado un vacío legal del que se abusa groseramente.

Aído dijo que la ley actual tiene que modificarse porque las 17 regiones semiautónomas de España, que administran sus propios sistemas de atención médica pública, aplican la ley de forma irregular, con lo que las mujeres en algunas áreas enfrentan problemas para hacer que se les practique el procedimiento o para obtener la financiación gubernamental a la que tienen derecho.

"Esto no puede ser", dijo Aído.

Cuando el jefe de gobierno José Luis Rodríguez Zapatero llegó al poder en 2004, se embarcó en un ambicioso programa de cambio social que hizo que España legalizara los matrimonios entre homosexuales y promulgara procedimientos para agilizar los divorcios. El funcionario enfureció a la iglesia y a la oposición conservadora.

En la campaña hacia las elecciones de 2004, Rodríguez Zapatero había prometido el aborto libre, pero después de tomar el poder pareció olvidarse del asunto.

Izquierda Unida, un partido pequeño en el Parlamento, ha dicho que el Partido Socialista le dijo a los legisladores que ya había enfurecido a demasiada gente al involucrarse en conversaciones de paz con grupos armados de los separatistas vascos y al concederle más autonomía a la región de Cataluña, por lo que no quiso embarcarse en otra lucha.

Rodríguez Zapatero ganó la reelección en marzo de este año y ha estado diciendo desde entonces que la reforma del aborto sería una vez más una de sus prioridades.

Durante la campaña, sin embargo, sus socialistas evadieron el tema, como lo hizo el conservador Partido Popular, pues ambos prefirieron no arriesgarse a alejar a los votantes centristas.

En enero, alrededor de 40 clínicas que realizan abortos se declararon en huelga durante cinco días en protesta por lo que calificaron como hostigamiento policial en redadas que presuntamente se enfocaron en instalaciones donde se realizaban abortos de forma ilegal.

Algunas de las clínicas afectadas estaban en Madrid y ellos culparon de la campaña en la capital a los conservadores, que están a cargo del gobierno regional.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes