Ex líder demócrata se disculpa por chiste sobre Gustav

ST. PAUL, Minnesota, EU (AP). Un ex dirigente demócrata pidió disculpas el domingo por sugerir que la llegada del huracán Gustav a las costas del Golfo de México a tiempo para alterar la convención del Partido Republicano era una demostración de que "Dios está con los demócratas".

Don Fowler, presidente de la convención nacional del Partido Demócrata en 1995 y 1996, hizo el comentario el viernes y fue grabado por un compañero de viaje en un vuelo desde Denver, donde los demócratas acababan de nominar a Barack Obama como su candidato presidencial.

Debido a que se tiene previsto que el huracán llegue a las costas estadounidenses en el Golfo de México, donde afectaría a la ciudad de Nueva Orleáns, el Partido Republicano ha suspendido sus principales actividades de la convención el lunes y no hay seguridad de que su nominado a la presidencia, John McCain, esté en el podio el jueves para aceptarla en el acto de clausura.

"Esa es una demostración de que Dios está de nuestro lado", agregó Fowler, según el video colocado en el sitio YouTube en la internet.

La persona que grabó la conversación no es identificada, y la persona a quien Fowler habla tampoco aparece en el video, pero el sitio conservador http://www.redstate.com indicó que se trata del congresista John Spratt, demócrata de Carolina del Sur.

Fowler dijo a The Associated Press el domingo que estuvo haciendo sorna de los comentarios del reverendo Jerry Falwell, pastor evangélico fallecido el año pasado, de que los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York y Washington, que dejaron más de 3,000 muertos, fueron un castigo de Dios a Estados Unidos por el aborto, la homosexualidad y otros pecados.

"Este es un caso de preocupación nacional", declaró refiriéndose al Gustav. "Pienso que toda persona de buena voluntad tiene una gran empatía y simpatía por el pueblo de Nueva Orleans".

Dijo que las personas de fe están orando por esa ciudad, devastada por el huracán hace tres años.

Fowler afirmó que si alguien se sintió ofendido por sus comentarios, le ofrecía disculpas.

"Yo no creo que Dios sea vengativo. Creo que Dios es compasivo", agregó.

El presidente del Partido Republicano en Carolina del Sur, Katon Dawson, quien habló desde St. Paul, calificó los comentarios de Fowler como "decepcionantes y despreciables".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes