Ex maestra dice que estudiante era un hombre para ella

Una ex maestra sentenciada el martes por huir con un menor para tener relaciones sexuales declaró el miércoles que la edad del chico de 13 años con el que escapó a México no le importó.

"Ya no veíamos la edad... en mi mente, él dejó de ser un adolescente... para mí era un hombre", dijo la ex maestra Kelsey Peterson en una entrevista grabada el miércoles para el programa "Good Morning America" de la cadena televisiva ABC.

El lunes, la mujer de 26 años fue condenada a pasar seis años en una prisión federal y otros cinco años bajo libertad supervisada al cumplir su condena. La mujer se declaró culpable en julio de un cargo de transportar a un menor a través de las fronteras estatales para sostener relaciones sexuales con él.

Peterson era la maestra de matemáticas de sexto grado del chico en la Escuela Secundaria Lexington en Nebraska durante el año escolar 2005-2006, y comenzó a tener relaciones sexuales con el adolescente en noviembre del 2006, de acuerdo con documentos de la corte.

El alumno y su maestra desaparecieron en octubre, poco después de que el supervisor del distrito escolar enfrentó a Peterson por su supuesta relación inapropiada con el menor. La mujer fue arrestada una semana después en la ciudad fronteriza de Mexicali, en México, después de que el chico hizo una llamada telefónica a sus familiares.

Peterson fue estudiante en esa misma Escuela Secundaria de la población de Lexington, en la región sur-central del estado de Nebraska.

"Tenía muchos chicos que sabían que podían confiar en mí", señaló la maestra al describir el inicio de su relación con su estudiante, entonces de 12 años.

"Algo me atrajo a él", agregó. También pensó para sí misma, "puedo cambiar a este chico".

Peterson indicó que sus acciones fueron totalmente en contra a las enseñanzas que recibió al haber crecido en un hogar cristiano. Ella recordó el primer día que el chico la besó. "Estaba impactada".

"Llegamos al punto en que la edad ya no importó. No quiero decir que me guste perseguir a niños o que me gusten los hombres jóvenes... Fue él. Lo amé, o pensé que lo amaba", indicó Peterson.

En una entrevista independiente, el abogado de la mujer, James Martin Davis, culpó al chico.

"Ella no inició esta relación, fue el jovencito", dijo Davis.

El abogado ha cuestionado públicamente la edad del chico, de origen mexicano, debido a que tendría al menos 16 años, pese a que los documentos oficiales expedidos por el gobierno de México y las declaraciones de sus padres señalaban lo contrario.

The Associated Press nombró previamente al chico cuando la policía lo estaba buscando, pero dejó de utilizar su nombre cuando las autoridades presentaron cargos contra Peterson por un delito de índole sexual.

El menor era un inmigrante ilegal que residía en Estados Unidos cuando huyó con Peterson. Se le ha otorgado una visa humanitaria por el Departamento de Seguridad Interna y su abogado espera obtener su estancia legal permanente para él y su familia.

Peterson, por su parte, dijo que no planea renovar algún tipo de relación con el chico cuando salga de prisión. Al preguntarle qué haría si él intentara contactarla, ella respondió: "Oro para que eso no ocurra".

Peterson también expresó remordimientos por la forma en que sus actos han afectado a su familia y particularmente a su hija de 9 años de edad.

"Ella era mi vida. Le debo más disculpas de las que que jamás podré ofrecerle", dijo Peterson.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes