Exoneran a los padres de reina infantil en EU asesinada

ETIQUETAS

LOS ANGELES (AFP). Los padres de la niña JonBenet Ramsey, asesinada en 1996 cuando era una popular reina de belleza infantil de seis años en Colorado (noroeste), fueron exonerados del caso que durante casi 12 años los tuvo como sospechosos del crimen, dijo el miércoles la Fiscalía.

La oficina de la Fiscalía de Distrito del condado de Boulder divulgó un comunicado anunciando que "no consideran a ningún miembro de la familia Ramsey, incluyendo a John, Patsy, o (el hermano) Burke Ramsey, como sospechosos en este caso".

La nota manifestó que "lamentan profundamente" haber puesto a los Ramsey como los sospechosos principales de este caso que tuvo gran resonancia en los medios masivos estadounidenses por más de 11 años.

La Fiscalía apuntó que decidieron hacer el anuncio tras recibir recientemente nuevas evidencias científicas de ADN que exculpan a los familiares directos de esta niña encontrada muerta, golpeada y estrangulada en el subsuelo de la casa familiar en Boulder (Colorado) al día siguiente de Navidad de 1996.

El caso suscitó una amplia cobertura por las televisoras estadounidenses que sin dejar de transmitir los videos de la niña modelo narraron primero cada detalle de su desaparición, el trágico hallazgo de su cuerpo y luego las acusaciones que empezaron a señalar a los padres como principales sospechosos.

Judicialmente nunca hubo pruebas determinantes contra los padres pero ante la opinión pública fueron señalados como los posibles autores del crimen. Una vez que se fueron levantando las sospechas, la madre de JonBenet, Patsy Ramsey, se enfermó de cáncer y falleció en 2006 a los 49 años de edad.

John y Patsy Ramsey, siempre sostuvieron que un intruso penetró en su casa, mató a su hija y dejó su cadáver en el sótano.

En 2006, el caso regresó a las portadas y noticieron con el supuesto hallazgo de otro principal sospechoso, John Mark Karr, un maestro con casos pendientes por pedofilia en California a quien hallaron en Tailandia y extraditaron en pocos días a Estados Unidos.

Pero Karr, de 41 años, y con todos los medios sobre él a 10 años del crimen, fue liberado del caso luego de que sus pruebas de ADN no coincidieran con aquellas encontradas en el lugar del asesinato y la revelación de indicios serios de que se trataba de un mitómano.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes