Festival religioso en Marruecos reúne a musulmanes y judío

SAFI, Marruecos (AP). En una escena singular para un país árabe, cientos de peregrinos judíos se reunieron en torno de la tumba de un rabino, donde fueron recibidos por funcionarios musulmanes locales que compartieron con ellos una plegaria en una sinagoga.

La mayoría de los 400 judíos que convergieron en la ciudad costera marroquí de Safi _algunos de ciudades vecinas, otros de países más lejanos como Francia e Israel_ para una peregrinación durante el fin de semana dijeron que se sintieron bien recibidos.

Mientras las tensiones religiosas estallan en Jerusalén y otros sitios, en Marruecos, judíos y musulmanes dicen que respetan un legado de tolerancia y mantienen santuarios comunes donde oran los adherentes de ambas religiones. Décadas de emigración a Israel de judíos marroquíes y atentados dinamiteros en Casablanca contra sitios judíos no han disminuido la magnitud de estas peregrinaciones anuales.

Durante el festival que comenzó el viernes, los visitantes oraron y ayunaron en torno del santuario de Abraham Ben Zmirro, un rabino que se dice huyó la persecución en España en el siglo XV y vivió en Safi, donde está enterrado junto con seis hermanos.

Una banda mixta de judíos y musulmanes entonó canciones locales durante un banquete, incluyendo una canción en francés, árabe y hebreo que dice entre otras cosas: "Hay un solo Dios, tú lo adoras sentado mientras yo lo hago de pie".

Los peregrinos fueron acompañados el domingo por Aaron Monsenego, el gran rabino de Marruecos, quien oró junto con el gobernador regional y varios funcionarios musulmanes en la sinagoga para pedir por la buena salud del rey Mohamed VI y su familia.

"Para nosotros es muy importante orar juntos", dijo Monsenego a la AP.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes