Generan cargos contra novio de mujer aferrada a inodoro

NESS CITY, Kansas(AP). Un hombre debería ser acusado ante la justicia por haber permitido que su novia permaneciera sentada en el inodoro tanto tiempo que su cuerpo quedó pegado al asiento, dijo un jefe policial.

El alguacil del condado de Ness, Bryan Whipple, se encontraba entre las autoridades que descubrieron el mes pasado a la mujer viviendo en el baño de una casa móvil que compartía con su novio, Kory McFarren.

"La casa estaba desordenada, pero no era un caos", sostuvo. "El olor mareaba, un olor terrible en toda la casa, el cual obviamente provenía de donde ella estaba sentada".

McFarren, de 36 años, le dijo a la policía que su novia, Pam Babcock de 35, tenía fobia de salir del baño y tal vez no salía de allí desde hacía dos años, aunque no estaba seguro de cuánto tiempo llevaba en ese cuarto.

Dijo que durante ese tiempo le llevó comida, agua y ropa limpia.

"De lo único que soy culpable es de no haberle traído ayuda antes", dijo a la AP.

El alguacil expresó que de acuerdo con el estado de la mujer _tenía heridas abiertas en el lugar donde se le había pegado el inodoro_ parecía que probablemente permaneció continuamente sentada en el artefacto por al menos un mes.

"Debe haber dormido en el inodoro", dijo el alguacil.

Whipple pidió al fiscal del condado que presente cargos contra McFarren por presunto maltrato de un adulto dependiente. El fiscal no respondió los llamados telefónicos de la AP en busca de declaraciones.

"Lo desafortunado de esto es que verdaderamente es un caso de dos personas que, en mi opinión, tienen su capacidad mental disminuida", consideró Whipple.

McFarren, que trabaja en una tienda de antigüedades, dijo que ha cuidado de Babcock durante los 16 años que han vivido juntos. Insistió en que intentaba sacarla del baño todos los días. La casa tiene un segundo baño.

Dijo que finalmente llamó a la policía el 27 de febrero, después que vio a Babcock como atontada, como si no se diera cuenta de lo que pasaba a su alrededor.

Whipple expresó que al inodoro se le quitó el asiento para que la mujer pudiera ser transportada y atendida en un hospital.

Los médicos del hospital Wichita dijeron al novio que una infección en las piernas de la mujer le había dañado los nervios y podría dejarla en silla de ruedas, indicó el alguacil.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes