Guardias de prisión en Brasil atrapan paloma con celular

SAO PAULO (AP). Otro intento de usar palomas como medio para llevar celulares a una prisión en el sureste de Brasil ha sido frustrado, dijeron las autoridades hoy viernes.

Los guardias de la prisión de Danilo Pinheiro, cerca de la ciudad de Sorocaba, atraparon el miércoles a una "paloma exhausta" justo fuera de la prisión, informó un vocero del departamento de reclusorios del estado de Sao Paulo.

Los guardias, agregó, rápidamente descubrieron la razón por la que el pájaro estaba agotado: un celular dentro de una pequeña bolsa de tela atada con cordones blancos a su lomo. El teléfono estaba envuelto en un condón para protegerlo de la lluvia.

Dentro de la mochila improvisada había un papel con el nombre del preso al que estaba dirigido el aparato, agregó el vocero, que habló bajo la condición de no ser identificado y para no violar las reglas del departamento.

Rechazó revelar el nombre del preso, pero agregó que la paloma estaba recibiendo "ayuda veterinaria".

"El uso de palomas para contrabandear teléfonos celulares a las prisiones está volviéndose casi algo común", dijo. "Es tanto que los guardias ahora tienen que estar tan atentos a las palomas como a los presos".

En marzo, guardias de la misma prisión descubrieron una paloma que descansaba en un alambre eléctrico con una pequeña bolsa de tela atada a una de sus patas. Luego de atraer al ave con alimento, descubrieron componentes de un celular pequeño dentro de la bolsa.

Las autoridades dijeron entonces que las aves al parecer fueron criadas dentro de la prisión y sacadas de contrabando, para que trataran de regresar en vuelos donde ya se les habían colocado las partes telefónicas.

En mayo, la policía descubrió un plan para introducir celulares ilegalmente a una prisión de seguridad máxima, recurriendo a un helicóptero de juguete a control remoto descubierto dentro del portaequipajes de un automóvil fuera de la prisión cercana a la ciudad de Presidente Venceslau.

Al helicóptero se le había incorporado un contenedor con forma de cesto con nueve celulares envueltos en un pañal desechable.

Los mafiosos brasileños encarcelados usan los teléfonos para coordinar actos delictivos. Las prisiones están apiñadas y en ellas son rutinarias la tortura, las muertes y la violencia.

En el 2006, una organización delictiva cuyos líderes están presos en Sao Paulo usó celulares para coordinar una ola de ataques a policías, bancos y autobuses que dejaron más de 200 muertos en la ciudad más grande de Sudamérica.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes