Habitantes del noroeste colombiano aseguran, llovió sangre

BOGOTA (AFP). Habitantes del caserío colombiano de La Sierra, en el deprimido departamento de Chocó (noroeste), aseguran que tras una fuerte lluvia en la zona, de un momento a otro el líquido adquirió un tinte rojo, y según un sacerdote una bacterióloga lo certificó este jueves como sangre.

La revelación fue hecha por el sacerdote Jhony Milton Córdoba, párroco del lugar, quien dijo a periodistas que recibió los testimonios de lugareños y calificó el hecho como una posible señal de Dios para que el hombre reconsidere su actuar.

"A media mañana del miércoles me llamaron desde La Sierra para avisarnos que había llovido sangre", precisó Córdoba.

Agregó que aunque no pudo trasladarse hasta la comunidad, se comunicó con habitantes del lugar que le confirmaron el hecho, y señalaron que luego de algunos minutos "la sangre volvió a convertirse en agua".

Sin embargo, indicó el sacerdote, los lugareños recogieron algunas muestras y las enviaron a una bacterióloga en el municipio de Bagadó, quien este jueves las sometió a un análisis con reactivos y certificó que efectivamente se trataba de sangre.

"Se ven cosas inexplicables, por eso uno no puede aventurar a dar hipótesis. Lo que estamos haciendo es esperar a que el sacerdote mande a Quibdó (capital de Chocó) la muestra del líquido", dijo por su parte el obispo de la ciudad, monseñor Fidel León Cadavid, al diario El Tiempo de Bogotá.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes