Homosexuales con derecho a pensión tras muerte de pareja

ETIQUETAS

BUENOS AIRES (AP). A partir del miércoles, las parejas argentinas del mismo sexo tendrán derecho a acceder a una pensión por viudez.

El anuncio fue formulado el lunes por el director de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), Amado Boudou, quien sostuvo que la medida busca "poner en un plano de igualdad de derechos a todos los convivientes".

Para acceder a este beneficio, las parejas homosexuales deberán demostrar una convivencia de al menos cinco años a través de pruebas documentales como la escritura de una vivienda en común o cuentas bancarias compartidas.

En conferencia de prensa, Boudou explicó que "la presidenta (Cristina Fernández) encomendó definir esta resolución no discriminatoria que reconocerá el derecho a la pensión por viudez a las personas del mismo sexo, al igual que se reconoce ese derecho a los convivientes de distinto sexo, sin necesidad de recurrir a la justicia".

La resolución entrará en vigencia el miércoles.

La decisión del gobierno llega en momentos en que la Corte Suprema se disponía a fallar en el caso de Alfredo Pascale, un hombre de 81 años que durante 47 años vivió con José Castro.

Tras la muerte de Castro en 1996, Pascale se presentó ante la ANSES para reclamar su pensión por viudez. Luego de dos negativas del servicio de pensiones, presentó una demanda ante la justicia que este año llegó al máximo tribunal.

Esta reivindicación "representa muchos años de lucha, de pelea por el reconocimiento y respeto por los derechos humanos", dijo a AP Pedro Paradiso Sottile, asesor legal de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA).

"Es un hecho histórico para toda la comunidad internacional, un avance en la agenda de derechos humanos", agregó.

"Este anuncio... constituye un avance sustantivo en el reconocimiento de las familias de la diversidad", añadió la titular de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FLGBT), María Raschid, a través de un comunicado de prensa.

Desde hace algún tiempo Buenos Aires y Río de Janeiro pugnan por el título de "capital gay" de Latinoamérica.

Pero parece que Buenos Aires lleva una leve ventaja.

En 2002, Buenos Aires fue la primera ciudad latinoamericana en legalizar la unión civil de parejas de un mismo sexo. Otras cuatro ciudades argentinas siguieron el ejemplo y adoptaron la ley de unión civil en los años siguientes.

En 2007, la capital argentina fue sede del primer mundial de fútbol gay jugado en la región y del Festival Internacional de Tango Gay.

La comunidad homosexual ha presentado un proyecto de ley en el Congreso para que la unión civil se transforme en una ley nacional que incluya otros derechos como la adopción de niños, el divorcio por voluntad de una de las partes y el uso de un apellido común.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes