Imputan en Bolivia por bailar con caparazón de armadillo

LA PAZ ( AP). La fiscalía abrió un juicio a un bailarín de una conocida danza folclórica cuyo atuendo incluía el caparazón de un armadillo de la región altiplánica en peligro de extinción.

El fiscal Felipe Rodríguez abrió causa por el supuesto delito de destrucción de la riqueza natural en contra de Juan Callisaya, bailarín de la danza llamada morenada, informaron medios locales.

Callisaya bailó el pasado viernes junto a una conocida fraternidad folclórica en la Cancillería y portaba una matraca cuya caja de resonancia estaba construida del caparazón de un armadillo muerto, conocido aquí como quirquincho.

El diario La Razón dijo que Callisaya estuvo detenido por unas horas y fue puesto el libertad pero deberá afrontar un juicio en 45 días.

" Respetamos la Ley del Medio Ambiente de 1992, pero lo que sucede es que estas matracas datan de años anteriores y son una reliquia", dijo William Soria Galvarro, presidente de la fraternidad de danzarines.

La morenada es una popular danza que recrea el paso de los antiguos esclavos negros que trabajaban en los socavones mineros. Su vestimenta consta de espectaculares carteras de ojos saltones y los trajes multicolores son confeccionados con perlas artificiales. Los danzarines suenan una matraca que al sacudirla produce un ruido destemplado.

Antes, incluso el charango, un instrumento típico, era construido con caparazón de armadillo y la caza del animal lo puso al borde de la extinción.

Diversas organizaciones iniciaron una dura campaña contra las danzas folclóricas muy populares en Bolivia que utilicen a la fauna nativa del país.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes