Incierto futuro para Hitler decapitado del museo de cera

BERLÍN (AFP). La estatua de cera de Adolfo Hitler, decapitada por un visitante el sábado durante la inauguración del museo "Madame Tussauds" en Berlín, será reparada tras evaluación de los daños, pero su futuro es incierto, anunció el lunes la dirección del establecimiento.

"La estatua será reparada pero primero deben evaluarse los daños", afirmó una potavoz del recién inaugurado museo de cera de Berlín. La estatua dañada fue retirada del museo y "no se ha decidido" si volverá a ser expuesta, agregó.

Tres minutos depués de la apertura del museo, en pleno corazón de la capital alemana, un berlinés empujó a dos miembros del personal y arrancó la cabeza de la figura de cera del dictaror nazi mientras gritaba "¡nunca más guerra!".

Para explicar su acto, el hombre, un ex policía de 41 años actualmente desempleado, explicó a varios diarios haber hecho una apuesta con sus amigos y haber sentido miedo antes de abalanzarse contra la estatua.

Inmediatamente después del altercado fue detenido por la policía, que el sábado lo dejó en libertad.

El individuo es objeto de una investigación "por degradación de material y heridas corporales" a un empleado del museo, que resultó levemente herido en una pierna durante la pelea.

Según la prensa, el agresor, que se había convertido en policía en 1984 al término de una formación especializada, dimitió en 1987 tras haber sido movilizado durante una manifestación del 1 de mayo.

La exposición cerró sus puertas durante 20 minutos tras el incidente.

Algunas voces se alzaron contra el eventual regreso al museo berlinés del Hitler de cera, que costó 200,000 euros.

El secretario de Estado de Cultura, André Schmitz, declaró al diario Berliner Zeitung que esta reproducción del Fuhrer era de "mal gusto".

Ya antes de ser expuesta, la estatua de cera había suscitado la controversia y el sábado dio pie a varios comentarios sarcásticos tras el ataque.

Los diseñadores del museo habían representado al dictador nazi como un hombre abatido, en una reconstitución del búnker donde pasó sus últimos días y donde se dio la muerte el 30 abril de 1945.

Habían decidido exponerlo detrás de una mesa, en principio para evitar que los visitantes se fotografiasen con él o lo dañasen. La dirección había tomado asimismo la precaución de recordar los crímines del régimen nazi en una nota de acompañamiento.

La estatua del Fuhrer figuraba entre las de otros 70 personajes clave de la historia alemana y mundial.

Existen varios museos "Madama Tussauds" en el mundo, entre ellos en Nueva York, Londres y Hong Kong.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes