Inicia juicio por matanza de animales en Puerto Rico

BAYAMON, Puerto Rico (AP). Tres coacusados de lanzar mascotas vivas desde un puente en Puerto Rico renunciaron el lunes a un juicio por jurado al advertir que la amplia publicidad que ha recibido el caso hace imposible escoger un jurado que "no esté contaminado".

El proceso judicial por maltrato de animales contra Julio Díaz, propietario de la empresa Animal Control Solutions (ACS) y dos de sus empleados será presidido por el juez superior Miguel Fabre, quien decidirá sobre la culpabilidad o inocencia de los imputados.

Manuel Reyes, representante legal de Díaz y de ACS, explicó afuera de la sala del juzgado que la renuncia a un juicio por jurado se tomó pensando en los intereses de los acusados.

"Nos parece lo más conveniente como estrategia de defensa. Este es un caso que ha recibido mucha publicidad adversa y el público en general que podría ser del jurado ya está contaminado", declaró Reyes a periodistas.

La empresa de Díaz era contratada por varios municipios para recolectar animales sin dueño que pululaban por las calles, los cuales debía sacrificar pero sin crueldad.

Díaz, su compañía, y los empleados Roberto Rodríguez, de 28 años, y Lucas Montaño, de 19, enfrentan tres infracciones a la Ley de Protección de Animales. Al trío se le imputa lanzar desde un puente a perros y gatos recogidos en los residenciales públicos de Barceloneta, a 58 kilómetros al oeste de San Juan.

Unos 21 testigos serán llamados al estrados por el ministerio público. La defensa no dijo cuántos testigos presentaría.

De ser hallados culpables, enfrentan desde seis meses hasta tres años de prisión. Los cargos contemplan el beneficio de sentencia suspendida.

Entre los testigos de cargo, figura un empleado del municipio de Barceloneta que participó en el recogido de las mascotas y el dueño de una pala mecánica a quien Díaz supuestamente pagó 3,500 dólares para que enterrara a los animales muertos encontrados en octubre debajo del puente de El Indio en Vega Baja, aledaño a Barceloneta.

Vecinos de los residenciales alegan que entre los animales hallados bajo el puente estaban sus mascotas, que la empresa de Díaz había recogido por ordenes de la administración municipal.

Una investigación de la AP _incluyendo testimonios de dos ex empleados de la empresas de Díaz ACS y Pet Delivery Servicios de Transporte Animal_ reveló que posiblemente muchos de los animales que recogían esas corporaciones por vía de contratos municipales los enterraban, a veces todavía vivos o bajo efectos de sedantes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes