Intercambio de parejas pone a prueba límites en China

BEIJING (AP). Ha estallado un escándalo en China al descubrirse un nutrido grupo de intercambio de parejas sexuales que realizaba orgías en casas y hoteles, convocadas mediante internet y en las que participaban decenas de hombres y mujeres.

El mes pasado, el catedrático Ma Yaohani, de 53 años y otras 21 personas fueron procesadas en la ciudad sudoriental de Nanjing, acusadas de "conductas grupales licenciosas".

Es la primera vez que alguien es acusado bajo esa ley que data de 1997 y el caso ha generado gran interés público por sus candentes detalles.

Sin embargo, además de la enorme curiosidad que hay por semejante estilo de vida, también ha generado un debate mucho más profundo en torno a la libertad sexual en un país que intenta renovar su propia moralidad.

Ma dijo que su decisión de unirse a este grupo de intercambios de parejas sexuales fue voluntario.

"El matrimonio es como el agua, uno tiene que beberla, pero el intercambio de parejas sexuales es como el vino, uno puede probarlo si uno lo desea, pero si a uno no le gusta, pues no lo bebe", agregó el catedrático a los medios de prensa chinos.

Al argumentar que sus actividades incluían a adultos responsables que se reunían en sitios privados, la situación de Ma he encontrado simpatizantes en esta era de relativa libertad sexual, donde los amoríos extramaritales y la prostitución son comunes, y ha generado el apoyo de las personas que consideran que el gobierno chino debe mantenerse fuera de las alcobas.

Al entrar al tribunal al comienzo de un juicio de dos días el 7 de abril, Ma se preguntó "¿De qué manera afecto al orden social? Lo que ocurra dentro de mi casa es asunto privado".

El veredicto sobre Ma, el único integrante que se declaró inocente, deberá darse a conocer el jueves por la Corte del Pueblo del Distrito de Qinhuai, en Nanjing, afirmó su abogado Yao Yongan. Los cargos le acarrearían una condena máxima de cinco años de cárcel.

Ma no pudo comentar al respecto porque se encuentra bajo arresto domiciliario en su propia casa y está a cargo de su madre anciana y se encuentra bajo vigilancia, indicó Yao.

Sin embargo, en algunas entrevistas antes de su juicio, Ma, que solía enseñar computación en la Universidad de Tecnología de Nanjing, declaró su inocencia al afirmar que "No hice nada que lastimara a nadie. No obligué a nadie más, ¿por qué todo el mundo se fija en mí?".

Gran parte del escrutinio público se basa en la revisión del estilo de vida denominado "intercambio de parejas", como se le conoce en idioma chino.

Los diarios han publicado los sórdidos detalles, como los boletines de internet que Ma estableció para el intercambio de parejas al que denominó "Parejas Viajeras", su nombre clave personal era "bighornyfire" y sus orgías fueron organizadas a veces en el pequeño apartamento que comparte con su madre, que sufre del mal de Alzheimer.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes