Investigan cómo Karadzic eludió a la justicia

BELGRADO, Serbia (AP). Los investigadores trataban de determinar quién ayudó al ex líder serbio bosnio Radovan Karadzic a asumir la identidad falsa que durante una década le permitió eludir la captura tras ser acusado de genocidio por las Naciones Unidas.

Bruno Vekaric, vocero del fiscal serbio para crímenes de guerra, dijo que los culpables serán identificados y juzgados. Los investigadores también intentan develar la verdadera identidad de Dragan Dabic, el nombre que Karadzic usó mientras estuvo prófugo de la justicia durante doce años.

Las autoridades dijeron que Karadzic fue capturado el lunes en Belgrado y que aguarda su extradición al tribunal para crímenes de guerra en La Haya, Holanda.

Sin embargo, el abogado de Karadzic insistió el jueves en que su cliente fue capturado el viernes en un autobús de transporte público en un suburbio de Belgrado, y que después fue encapuchado y trasladado a un lugar no determinado donde se le mantuvo durante tres días.

El abogado Sveta Vujacic dijo que Karadzic le encomendó interponer una demanda contra los supuestos secuestradores y agregó que tenía tres testigos del hecho.

La medida fue considerada un intento de postergar la extradición del acusado tanto como fuese posible.

Circularon varios informes conflictivos acerca de quién era Dragan Dabic, la identidad que Karadzic usó aparentemente porque era un nombre común en Sarajevo.

Según funcionarios serbios, el verdadero Dabic murió en 1993 en esa ciudad. La prensa informó que fue un combatiente serbio que murió en la guerra de Bosnia de 1992-95.

Pero en Sarajevo, las versiones dijeron que se trataba de un civil muerto por las fuerzas de Karadzic cuando sitiaban la capital bosnia durante la guerra.

Vekaric no quiso especular. "Hay siete Dragan Dabic en Sarajevo, vivos o muertos", dijo a la Associated Press en una entrevista telefónica.

Vekaric agregó que Karadzic obtuvo los documentos falsos mientras todavía estaba en el poder el régimen del presidente Slobodan Milosevic, que fue desplazado en una revuelta popular en octubre del 2000.

Agregó que la identificación falsa con el nombre de Dragan Dabic fue entregada a Karadzic en Ruma, un pueblo al norte de Belgrado, y que un notorio comandante paramilitar tuvo aparentemente algo que ver.

El comandante, Slobodan Medic, es juzgado en conexión con la muerte de unos 8,000 musulmanes bosnios en Srebrenica en 1995 a manos de las fuerzas de Karadzic.

Agregó que quienes ayudaron a Karadzic a evadir la justicia serán juzgados, y confió en que la investigación ayude a localizar a los restantes fugitivos acusados de crímenes de guerra, incluyendo el ex comandante militar general Ratko Mladic.

"La cuestión es finalizar la historia de La Haya", dijo refiriéndose al tribunal de la ONU que ha acusado a Karadzic y Mladic de genocidio y crímenes de lesa humanidad. "Quienquiera que ayudó a Karadzic cometió un hecho delictivo, y lo sabe", afirmó.

Funcionarios de la ONU pronostican que Karadzic será entregado al tribunal en los próximos días, y su abogado dijo que aquél conducirá su propia defensa.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes