Juan Pablo II apuñalado en 1982 por cura español

ETIQUETAS

Ciudad del Vaticano(AP). El veterano secretario privado del papa Juan Pablo II reveló en una película estrenada, hoy jueves, que el Santo Padre resultó levemente herido en 1982 al ser apuñalado en Portugal por un sacerdote español.

El cardenal Stanislaw Dziwisz formuló la declaración en "Testimonio", una película sobre la vida de Juan Pablo II estrenada para su sucesor Benedicto XVI y altos mandos de la curia en el Vaticano.

Ya se sabía que el pontífice polaco fue agredido por un sacerdote español con un cuchillo cuando visitó el santuario mariano de Fátima para dar las gracias tras haber sufrido un intento de asesinato al ser baleado por un turco en la Plaza de San Pedro en 1981.

"Puedo decir hoy lo que hasta ahora ha sido un secreto", comentó Dziwisz en la película. "Que el sacerdote hirió al Santo Padre".

El agresor ultraconservador, Juan María Fernández Krohn, se oponía a las reformas adoptadas por la Iglesia católica y atacó al Papa en Fátima. Fue detenido por la policía y pasó varios años en la cárcel.

Dziwisz dijo que se halló sangre en la vestimenta del Papa tras el ataque, aunque Juan Pablo II no resultó herido de gravedad y pudo continuar con su agenda.

El cardenal, ahora arzobispo de Cracovia, fue durante 39 años secretario del pontífice desde que éste fue obispo de esa ciudad polaca hasta su muerte en Roma en el 2005, y ha dicho con frecuencia que Juan Pablo II fue "como un padre" para él.

La película es una producción polaca basada en el libro de Dziwisz "Una vida con Karol", en referencia al nombre civil de Juan Pablo II, Karol Wojtyla.

Benedicto XVI dijo haber quedado "profundamente emocionado" por la película, que le permitió revivir la vida de Juan Pablo II, y agregó que estaba seguro de que él "está con nosotros en este momento desde arriba".

"Al dar a conocer episodios desconocidos, la película muestra la humanidad, el valor y finalmente el sufrimiento de Juan Pablo II, encarado hasta el final con la entereza de un alpinista y la paciencia de un humilde servidor de los Evangelios", dijo Benedicto XVI tras la película.

La película, narrada por Dziwisz y el actor británico Michael York, combina tomas de documentales _incluyendo imágenes de la visita papal a Fátima en 1982_ con dramatizaciones.

La cinta fue estrenada en el Vaticano con motivo del 30mo aniversario de la elección de Juan Pablo II al trono de Pedro. Será proyectada en los cines de Polonia y hay planes para doblarla en otros idiomas a fin de difundirla ante una audiencia más amplia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes