Juicio por sexo pone de manifiesto división cultural

DUBAI, Emiratos Arabes Unidos (AP). Durante más de una década, los líderes de Dubai han promovido la ciudad como un oasis festivo en el corazón de una región conservadora para impulsar el turismo y los negocios, una estrategia que ha inquietado a la minoría árabe nativa.

Esa discrepancia ha recibido nueva atención recientemente con el juicio a una pareja británica acusada de mantener relaciones sexuales en la playa horas después de haberse reunido en una comida con champaña ilimitado.

Michelle Palmer y Vince Acors _ambos treintañeros_ encaran posibles penas de dos años de prisión si se les condena por relaciones sexuales extramatrimoniales, indecencia en público y ebriedad.

Se anticipa que un juez emitirá su fallo el jueves, una decisión que arriesga ahuyentar a los turistas o indignar a los nativos por la disposición del gobierno a relajar las normas morales en aras del crecimiento.

"Esta es una etapa de prueba para Dubai, un estado optimista donde todo sale bien", comentó Christopher Davidson, un especialista en temas de esa nación y disertante en la Universidad Durham en Gran Bretaña.

"No pueden dejar sin sanción a británicos que se portan mal", agregó. "Pero si les aplican una dura sanción ¿qué va a ser del turismo?"

Se ha descrito a Dubai como Las Vegas del Medio Oriente, con una imagen cuidadosamente cultivada como un oasis de entretenimientos liberales en medio de un mar de naciones conservadoras como Arabia Saudí.

Los saudíes han prohibido el alcohol y exigen incluso a las mujeres extranjeras que se cubran con túnicas negras en público. Por el contrario, los hoteles en Dubai venden bebidas alcohólicas y las mujeres pueden usar bikini en las playas de la ciudad.

Pero lo que la mayoría de los extranjeros que vienen a Dubai no saben _y que el gobierno por cierto no se encarga de publicitar_ es que debajo de la fachada liberal de la ciudad hay una cultura legal basada en leyes islámicas y reglas tribales que se parece más a Riad que a Las Vegas.

Aunque esas leyes no siempre se hacen cumplir, es ilegal que las parejas en Dubai se den la mano, se abracen o besen en público, y ni qué decir de mantener relaciones sexuales en la playa.

"En cuanto a las demostraciones de afecto en público, la ley es clara y muy estricta", dijo Khalifa al-Shaali, decano de la facultad de derecho en la Universidad de Ajman, emirato vecino a Dubai. "El sexo en público es un acto ilegal y quienes vienen aquí deberían saberlo".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes