Madre de Paulette dice autoridades arruinaron su vida

MEXICO ( AP). Sin tristeza, pero con ira, Lizette Farah declaró el lunes que las autoridades arruinaron su vida al señalarla como posible culpable de la muerte de su hija Paulette, que falleció por asfixia, aunque luego determinaron que se trató de un accidente.

Farah dijo que ha pedido el expediente del caso, en tres ocasiones distintas mediante la figura legal del " amparo", sin embargo en todas ellas se lo han denegado y se quejó de que se enteró de las conclusiones del caso al ver los reportes por televisión.

" Quiero que me expliquen porqué llegaron a esa conclusión", dijo en una rueda de prensa en la que por momentos se mostró afable con periodistas a quienes invitó a ayudarla a obtener los documentos. " Todos queremos saber qué paso y las más interesada soy yo".

Según afirmó, si en lugar de buscar un culpable, las autoridades se hubiesen concentrado en la búsqueda de la niña de cuatro años, su cuerpo hubiera aparecido mucho antes de los nueve días en que se prolongó la búsqueda.

Ante sus aparentes contradicciones sobre si creía o no en las conclusiones periciales informadas la semana pasada afirmó: " Nunca dije que estuviera de acuerdo... dije que estaba tranquila porque (Paulette) sufrió, pero no fue ultrajada, no fue violentada por la mano del hombre... fue un accidente que me duele en el alma".

" Todo esto (la búsqueda) se hubiera ahorrado si hubieran hecho el trabajo para el que los llamé", indicó.

" Estoy molesta por el amarillismo que se creó y por politizar a mi hija y porque no la han dejado descansar en paz. Estoy molesta por los señalamientos que me han hecho porque me echaron la vida a perder. Toda... Y estoy molesta también porque todo lo que dije se malinterpretó", expresó.

Dijo no saber cómo iba a limpiar su nombre ahora, cuando se le señaló como sospechosa.

El viernes pasado el procurador de Justicia del Estado de México Alberto Bazbaz señaló que la niña, encontrada muerta asfixiada al pie de su cama nueve días después de que se reportara como desaparecida, reconoció que hubo " deficiencias" en la investigación, pero insistió en que se trató de un accidente.

Horas después el padre de la niña Mauricio Gebara dijo estar conforme con la explicación.

Farah dijo no estar segura de si los peritos miraron bien alrededor de la cama durante los primeros días tras la desaparición.

Las conclusiones del caso que conmocionó al país contrastan con las primeras declaraciones de Bazbaz, quien días después de encontrar el cadáver dijo que estaba convencido de que había sido un homicidio y que la madre de la menor era la principal sospechosa. Al paso de los días, sin embargo, declaró que se debía esperar para llegar a una determinación final.

Una sicóloga que estaba involucrada en la pesquisa dijo en un inicio que Farah era una mujer fría y que había mentido y al cuestionársele qué pensaba de esas declaraciones, Farah rechazó categóricamente la aseveración.

Aseguró sentirse engañada porque las autoridades le prometieron que encontrarían a su hija y a cambio la juzgaron antes de tiempo.

Paulette, una niña con discapacidad motriz y de habla, presuntamente desapareció de su lujoso apartamento de dos pisos entre la noche del domingo 21 de marzo y la mañana del lunes 22.

Su cuerpo fue localizado en un espacio que quedaba entre el colchón y la base de su cama, la misma donde familiares durmieron después del reporte de su desaparición y desde la cual _sentada_ la madre Lizette Farah ofreció declaraciones a la prensa.

El anuncio de que se trató de un accidente de inmediato desató críticas en distintas páginas de internet.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes