Manatíes e iguanas huyen del frío en Florida

APOLLO BEACH, Florida, EU ( AP). Más de 200 manatíes decidieron pasar el invierno en un apacible canal al lado de una planta hidroeléctrica y se unieron a los animales exóticos de Florida que han intentado refugiarse de las temperaturas gélidas que azotan el estado famoso por su buen clima.

Las águilas marinas, unas enormes mantarrayas con puntos blancos, y los tiburones de aleta negra también llegaron a las aguas a 21 grados Celsius (70 grados Fahrenheit) para deleite de las personas que acudieron a observar esta extraña mezcla de animales.

" Esto es como un spa para ellos", dijo Wendy Anastasiou, especialista ambiental de Tampa Electric Company.

Los gigantes manatíes acudieron a la planta Big Bend en Apollo Beach _ algunos de ellos pesan hasta 1,360 kilos (3,000 libras)_ y flotaban lentamente para tomar aíre.

Las temperaturas están muy por debajo de lo normal y algunos animales necesitan la ayuda de los humanos para sobrevivir.

Las tortugas parecen ser las más afectadas, hasta el jueves se habían rescatado unas 200 en la Bahía de Saint Joseph en el noroeste de Florida. Fueron llevadas al parque marino Gulf World donde permanecerán en una piscina tibia hasta que puedan ser liberadas cuando el clima sea mejor.

Tan sólo en la costa atlántica de Florida fueron encontradas 93 tortugas marinas flotando en una laguna. Según los expertos, el clima frío hace que se pasmen pues sus sistemas están hechos para el clima tropical. La mayoría eran tortugas verdes, también conocidas como caguamas, una especie de gran tamaño y amenazada por sus depredadores. Las tortugas fueron enviadas a centros de investigación para que sean atendidas.

"Tratamos de rescatarlas y llevarlas a lugares más cálidos para poderlas cuidar", dijo Roger Pszonowsky, voluntario en la organización ambientalista Sea Turtle Preservation Society en el condado de Brevard, en Florida.

Las tortugas de agua dulce pueden enterrarse en el lodo para hibernar, agregó Pszonowsky, pero las tortugas marinas no tienen esa ventaja y por eso son presas del frío.

No sólo los animales acuáticos se vieron afectados. Las iguanas comenzaron a caerse de los árboles en el sur de Florida. Estos reptiles de sangre fría dejan de moverse y de tener agarre en los árboles cuando la temperatura está entre los 4 y los 10°C (alrededor de los 40°F).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes