México: Decapitan a sospechoso de matar a policías

ACAPULCO, México (AP). Un hombre sospechoso de haber herido a su madre de un tiro y asesinado luego a tres policías fue decapitado por desconocidos y su cabeza apareció en una carretera, informaron autoridades estatales.

La cabeza de Fabián Mauricio Ramírez fue encontrada en un cruce carretero en la municipalidad de Iguala junto con un mensaje escrito, refirió la Secretaría de Seguridad Pública del estado sureño de Guerrero en un comunicado.

El mensaje decía: "Esto les va a pasar a todos aquellos que maten a un policía o un militar", y estaba firmado por "el vengador del pueblo".

Las autoridades señalaron que el lunes Ramírez disparó a su madre de 50 años y posteriormente mató a tres policías municipales que llegaron al lugar.

Ramírez fue detenido y llevado a una cárcel municipal, de donde fue sustraído por cuatro hombres armados que llevaban en sus ropas las siglas de "AFI", como es identificada la Agencia Federal de Investigación. Poco después, la policía recibió una llamada anónima que llevó a las autoridades a la localización de la cabeza.

Las autoridades locales se abstuvieron de decir si sospechaban de la participación de policías en la muerte de Ramírez.

Las decapitaciones se han vuelto comunes en la violencia que ha afectado a México en los últimos años. Según funcionarios, la mayoría de las decapitaciones son cometidas por narcotraficantes para amedrentar a sus adversarios.

Los cadáveres decapitados de nueve hombres fueron encontrados el fin de semana en la ciudad norteña de Tijuana, fronteriza con Estados Unidos. Otros seis cadáveres fueron hallados en la misma ciudad el martes, incluyendo una mujer en una maleta y cerca un cuerpo apuñalado. Al menos 43 muertos ha dejado la violencia en Tijuana en cuatro días.

En otro caso, un juez federal encontró elementos para procesar a un presunto sicario y un comandante policial municipal por el asesinato en septiembre de 24 hombres en las afueras de la ciudad de México, en una de las mayores ejecuciones en masa ocurridas en un país azotado por la violencia vinculada con el narcotráfico.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó el martes en un comunicado que el juez los procesará como probables responsables de delincuencia organizada, delitos contra la salud y homicidio calificado.

Los hombres son identificados como Raúl Villa Ortega, alias "R", quien declaró ser miembro del Cartel del Pacífico, y Antonio Ramírez Cervantes, identificado como comandante de la policía municipal de Huixquilucan, una municipalidad del Estado de México, en las afueras de la capital.

La PGR informó luego de su detención en octubre que Villa es señalado como el autor material de todas las 24 muertes y a Ramírez como un participante en el secuestro y traslado de las personas para llevarlas al lugar donde serían asesinadas.

El Cartel del Pacífico es visto por el gobierno como una alianza de grupos del narcotráfico encabezada por el Cartel de Sinaloa.

Los 24 hombres, de entre 18 y 40 años, fueron localizados en una zona rural al oeste de la ciudad de México. Todos tenían al menos un tiro en la cabeza y estaban atados con las manos al frente.

En los últimos meses se ha recrudecido la violencia pese al despliegue de miles de agentes federales y militares en varias zonas del país. Los asesinatos ya superan los 4,000 en lo que va del 2008.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes