Momia de 3,500 años presenta arterias bloqueadas, corazón enfermo

LONDRES (AP). Una princesa egipcia que vivió hace más de 3,500 años es la persona más antigua de que se sabe tenía arterias bloqueadas, lo que despeja el mito de que la enfermedad cardíaca es un producto de la sociedad moderna, según un nuevo estudio.

Para determinar la frecuencia de la enfermedad cardíaca en el antiguo Egipto, un grupo científico efectuó tomografías computerizadas de 52 momias en El Cairo y en Estados Unidos. Entre las que todavía tenían tejido cardíaco, 44 presentaban trocitos de calcio adheridos a las arterias, en una indicación de obturación.

"La aterosclerosis existía claramente hace más de 3,000 años", afirmó Adel Allam, profesor de cardiología en la Universidad Al Azhar en El Cairo, quien condujo el estudio junto con Gregory Thomas, director de educación de cardiología nuclear en la Universidad de California en Irvine. "No podemos culpar de esta enfermedad a la sociedad moderna", agregó.

La investigación fue presentada el martes en una conferencia sobre tomografías cardíacas en Amsterdam.

Allam y sus colaboradores hallaron que la princesa egipcia Ahmose-Meryet-Amon, que vivió en Tebas (hoy Luxor) entre 1540 y 1550 aC., presentaba depósitos de calcio en dos arterias coronarias principales, lo que la convierte en la momia más antigua con indicios de enfermedad cardíaca.

El padre y hermano de la princesa fueron faraones. La momia tenía orejas perforadas y una larga incisión en el costado izquierdo efectuada por los embalsamadores para removerle los órganos internos.

Allan dudó de que hubiese recibido mucho tratamiento aparte quizás de ingerir hierbas especiales o miel. "Si hubiese sido paciente mía hoy, habría sido sometida a una operación a corazón abierto", dijo.

Agregó que las arterias bloqueadas de la princesa se veían notablemente similares a las características de la enfermedad cardíaca en los egipcios contemporáneos.

Los expertos dicen que durante la época de la princesa en las cortes reales había carne de vaca, puerco, carnero, antílope, pato y otros animales. Los egipcios no comían mucho pescado pero consumían muchas clases de frutas y verduras. Probablemente también usaban sal para preservar los alimentos.

Joep Perk, profesor de ciencias de la salud en la Universidad Linnaeus en Suecia y vocero de la Sociedad Europea de Cardiología, dijo que la enfermedad cardíaca descubierta en las momias probablemente se debía a la rica dieta y la falta de ejercicio en la elite egipcia. Perk no participó en el estudio.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes